Actualizado 30/09/2010 20:07 CET

Los vecinos de San Juan afectados por el ruido del metro creen manipulada la medición que exculpa al suburbano

El metro de Sevilla en su tramo aljarafeño.
ARCHIVO.

Alegan que los convoyes se "ralentizaban" o "paraban" y la Junta recuerda la obligación de reducir la velocidad en determinados tramos

SAN JUAN DE AZNALFARACHE (SEVILLA), 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El colectivo de vecinos de San Juan de Aznalfarache (Sevilla) que había elevado a la Fiscalía de Medio Ambiente, Urbanismo y Patrimonio Histórico las molestias ocasionadas por el tramo del metro que cruza la vaguada que, a su vez, separa los barrios de Virgen del Rocío y Cornisa Azul, en los accesos de la estación Barrio Alto, advierte de que los convoyes podrían haber sido "ralentizados" o "parados" a su paso por este tramo con motivo de las últimas mediciones sonoras practicadas por el ente público Ferrocarriles de la Junta de Andalucía. Tales pruebas, en ese sentido, atribuyen a la autovía A-8057 y no al metro las mayores lecturas nocturnas de decibelios.

Según ha informado a Europa Press el colectivo, obran en su poder unos "documentos gráficos" sobre el tránsito nocturno de los trenes del metro en el tramo del haz ferroviario que conduce desde el túnel del cerro del Monumento a los Sagrados Corazones hasta la estación Barrio Alto, un tramo parcialmente aislado con pantallas fono absorbentes. En estos vídeos tomados de noche, "se pueden observar perfectamente cómo se ralentiza el paso de los trenes por la zona, llegando incluso a pararlos en algunas ocasiones". Según este grupo de vecinos, "la fecha y la hora de estos documentos coinciden con las últimas mediciones" practicadas en la zona por Ferrocarriles de la Junta de Andalucía, que ha resuelto que los picos de ruido corresponden a la autovía y no a los convoyes del metro.

"Estos documentos de los trenes pasando a muy poca velocidad mientras que se tomaban mediciones del ruido por la zona sólo muestran la falta de sensibilidad con el problema por parte de las instituciones públicas implicadas, así como una actitud indigna de unas instituciones llamadas a defender los derechos de los ciudadanos", señala el colectivo, toda vez que un portavoz de la Consejería de Obras Públicas y Viviendas ha señalado a Europa Press que la velocidad comercial de los convoyes "se reduce" siempre en los accesos de las estaciones y que todos los trenes están sujetos a "incidencias momentáneas" o a la necesidad de ajustar su velocidad para coordinar el funcionamiento de la flota en los trenes de la Línea uno.

PROTECCIÓN ACÚSTICA

El colectivo de vecinos, sin embargo, reclama que, en función de estos documentos audiovisuales, intervengan "las instituciones públicas con responsabilidad en casos de contaminación acústica y, en concreto, la Consejería de Medio Ambiente", demandando al punto el cumplimiento de la legislación vigente en materia de protección acústica y la resolución del problema "en un plazo corto" con "medidas globales y eficaces". Igualmente, espera el colectivo que la Fiscalía de Medio Ambiente, Urbanismo y Patrimonio Histórico de Sevilla "retome" las diligencias informativas incoadas en 2009 por estas molestias y recientemente sobreseídas sin posibilidad de recurso.

El colectivo apela también al Consejo de Participación Ciudadana de San Juan de Aznalfarache para que "no se deje arrastrar por intereses políticos" y defienda a la ciudadanía, reclamando por último una "rectificación" del alcalde de este municipio aljarafeño, Fernando Zamora (PSOE), y de la Consejería de Obras Públicas y Vivienda ante "este tema exclusivamente humano". Al respecto, esta plataforma ciudadana advierte de que aún no ha tenido acceso al documento que contiene las mencionadas mediciones sonoras promovidas por Ferrocarriles de la Junta de Andalucía.

De cualquier forma, la Fiscalía de Medio Ambiente, Urbanismo y Patrimonio Histórico había resuelto a principios del pasado verano el sobreseimiento de las diligencias informativas incoadas a cuenta de las gestiones promovidas por este colectivo contra los ruidos del metro. En concreto, este colectivo de vecinos de San Juan de Aznalfarache había expuesto ante la Fiscalía las molestias del funcionamiento del metro en el tramo que transcurre, en superficie, desde el túnel del cerro del Monumento a los Sagrados Corazones hasta más allá de la estación Barrio Alto, con efectos en los barrios sanjuaneros de Virgen del Rocío, Cornisa Azul y Montelar.

Las gestiones iniciadas ante el Ayuntamiento y la Consejería de Obras Públicas, en ese sentido, incluían también los ruidos procedentes del tráfico que soporta la autovía A-8057, que transcurre paralela al trazado del metro y para la que el Consistorio reclama ahora asfalto fonoabsorbente y una barrera de árboles que aminore el impacto acústico.