Actualizado 28/09/2020 22:30 CET

La Policía intensificará los controles para evitar aglomeraciones en Zaragoza

La delegada del Gobierno en Aragón, Pilar Alegría; la consejera de Sanidad del Gobierno regional, Sira Repollés; y el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón.
La delegada del Gobierno en Aragón, Pilar Alegría; la consejera de Sanidad del Gobierno regional, Sira Repollés; y el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón. - EUROPA PRESS.

ZARAGOZA, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las Fuerzas de Seguridad, tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil y la Policía Local de Zaragoza, intensificarán los controles para evitar aglomeraciones tanto civiles como religiosas durante los días en que estaba previsto celebrar las fiestas del Pilar, lo que este año no es posible por la pandemia de la COVID-19.

Así lo han acordado este lunes, en una reunión de la Junta Local de Seguridad, la delegada del Gobierno en Aragón, Pilar Alegría, la consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, y el alcalde de la capital aragonesa, Jorge Azcón.

Pilar Alegría ha recordado que las fiestas patronales están suspendidas en toda la región hasta el 31 de diciembre mediante una Orden del Gobierno de Aragón, de ahí la petición de Alegría de evitar "actos espontáneos" y masificaciones.

Ha manifestado que "va a haber un control diferente, un dispositivo especial para cubrir estos próximos días" de manera que se controlarán la plaza del Pilar y otras plazas, también todas las zonas de botellón, más cuando para el 12 de octubre ya estará vigente la Ordenanza municipal que prohíbe el botellón, y las zonas de ocio nocturno.

La colaboración entre los cuerpos policiales "va a ser máxima" y se ampliará el número de efectivos de Guardia Civil y Policía, ha avanzado Alegría, quien ha hecho "un llamamiento a la responsabilidad" para cumplir la normativa sanitaria, por ejemplo el uso de mascarillas, el distanciamiento social y otras medidas.

Ha observado que los rebrotes "han venido marcados -en otros municipios-- por los agrupamientos sociales y familiares" y ha dejado claro que "no va a haber fiestas del Pilar, no va a haber celebraciones" porque "sigue estando en juego la salud".

Aunque haya un dispositivo especial "lo más importante es la responsabilidad individual de todas las personas". La delegada ha destacado la coordinación con el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Zaragoza.

"De puertas para adentro es más complicado, en nuestro domicilio particular podemos juntarnos con familias y amigos", ha reconocido Alegría, de ahí la insistencia en la responsabilidad porque "los rebrotes más importantes" se han originado en estas agrupaciones. "Esas ganas de reencuentros familiares y con los amigos se pueden posponer", ha planteado Pilar Alegría, quien ha animado a "proteger a las personas que nos quieren".

La delegada ha anunciado que se elaborará un plan de trabajo para "los puntos más calientes", que "controlan perfectamente las Fuerzas de Seguridad" y que se aprobará en otra Junta de Seguridad Local el 5 de octubre. Se destinará el mayor número posible de agentes "para que haya una máxima disposición de efectivos", también de Protección Civil.

DÍA DEL PILAR

Respecto al día 12 de octubre, día de la tradicional Ofrenda a la Virgen del Pilar, la delegada ha comentado que continúan las reuniones con el Cabildo de la Basílica del Pilar para evitar aglomeraciones ese día.

"Ellos están haciendo su trabajo de puertas para adentro", ha dicho la delegada, indicando que tanto la Policía Local como la Policía Nacional trabajarán para evitar las concentraciones, siempre desde la perspectiva "colaborativa". "Se pueden hacer visitas a la Virgen del Pilar desde cualquier parroquia de Zaragoza", ha observado.

El alcalde, Jorge Azcón, ha dicho que las Fuerzas de Seguridad "van a velar para que no haya aglomeraciones" y ha apostado por "aprender de los errores" de los municipios donde no se han celebrado fiestas, pero sí se han multiplicado los contagios.

"Para eso las Fuerzas de Seguridad van a ser especialmente precavidas" y se centrarán en evitar los botellones, las aglomeraciones en zonas de ocio y las concentraciones en la plaza del Pilar. El Ayuntamiento lanzará este martes una campaña de comunicación con el cartel de las fiestas acompañado del mensaje 'No hay fiestas del Pilar", un mensaje "claro, inequívoco y consensuado entre todas las Administraciones".

EXPERIENCIA

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, ha expresado que "tenemos experiencia", por otros municipios, de la persistencia de agrupaciones sociales para intentar celebrar los eventos sociales, como las fiestas del Pilar, que "están en el ADN de los aragoneses".

Sin embargo, "no nos podemos relajar" porque la situación es de "altísimo riesgo" y las agrupaciones sociales en este tipo de momento "van seguidas de un aumento de los contagios", por lo que ha pedido que no se celebren actos civiles ni religiosos y que se apliquen las medidas de control en los espacios públicos.

Como Alegría y Azcón, ha apelado a la responsabilidad individual, subrayando que las agrupaciones familiares y sociales "son igualmente peligrosas" que otras aglomeraciones, y ha recordado que las Fuerzas de Seguridad "van a intensificar los controles" porque "la situación epidemiológica exige medidas excepcionales".

"Habrá una coordinación absoluta para conseguir que esta no celebración sea para los zaragozanos un ejercicio de responsabilidad", ha dicho Repollés. "Posiblemente sea una prueba de fuego", ha considerado la consejera, indicando que otras circunstancias han podido influir en el aumento de casos y ahora "nos preocupa mucho" la cercanía del periodo tradicionalmente festivo.

"Siempre tenemos previsto un plan de contingencia", pero depende de las características, ha continuado Repollés, quien ha recalcado que "nos tenemos que aplicar en la prevención" porque "es más efectivo que tener que tratar rebrotes", por lo que el Departamento de Sanidad arbitrará medidas para evitar contagios y "revertir estos posibles brotes".

EJEA, ANDORRA Y HUESCA

Por otra parte, Sira Repollés ha comentado que Ejea de los Caballeros sigue con una incidencia muy alta de COVID-19 y que "no podemos flexibilizar" las medidas, y de hecho se puede intensificar alguna, como medidas de control domiciliario para que se cumplan los aislamientos, no necesariamente más restricciones, mientras que en el caso de Andorra esperarán a este miércoles para evaluar.

En el caso de la ciudad de Huesca, "tiene una tendencia levemente ascendente desde hace semanas con una incidencia acumulada que va incrementándose y está en nuestro punto de mira si es necesario realizar alguna medida de control", lo que "no significa que sean las mismas medidas y en la misma proporción".

Contador

Lo más leído

  1. 1

    El Congreso aprueba la propuesta de Podemos para eliminar mensajes de odio en redes sociales

  2. 2

    Moreno se inclina por el cierre perimetral de Andalucía antes del puente y cambiará el horario del toque de queda

  3. 3

    Entra en vigor el estado de alarma tras su publicación en el BOE

  4. 4

    Captan la atmósfera de un mundo a 260 años luz que 'no debería existir'

  5. 5

    El Gobierno Vasco establece el cierre perimetral de Euskadi y limita la movilidad de personas al municipio