Detenido un conductor que cuadriplicaba la tasa de alcohol tras arrollar una moto y chocar con un árbol

Actualizado 11/03/2019 12:38:24 CET

Arrestado un hombre que huyó a pie tras chocar con su coche con un árbol y un semáforo y casi atropellar a un peatón

GIJÓN, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Local de Gijón han detenido a un conductor que cuadriplicaba la tasa de alcoholemia, R.H.L., de 39 años y vecino de este municipio, acusado de un delito contra la seguridad vial tras chocar contra un árbol y arrollar después.

Según una nota de prensa del Ayuntamiento de Gijón, los hechos tuvieron lugar sobre las 23.50 horas del pasado día 9, cuando el arrestado conducía su turismo por la calle Juan Carlos I, alcanzando a una moto, cuyo conductor resultó herido. Previamente, el conductor del turismo, ya había chocado contra un árbol en el entronque de las calles Mariano Pola y Padre Montero.

La Policía Local también detuvo, sobre las 7.20 horas del pasado día 10, a otro conductor por varios delitos contra la seguridad vial, después de que lo vieran circulando a gran velocidad por la avenida de Galicia mientras iba tocando el claxon.

Al verlo, la patrulla de la Policía Local intentó detenerlo, emprendiendo una veloz huida por distintas calles. Durante la persecución, y cuando el vehículo giró hacia la calle Ceriñola, este chocó contra un árbol primero y un semáforo después, estando a punto de atropellar a un peatón.

En ese momento, abandonó el vehículo y emprendió la huida a pie, siendo alcanzado por uno de los policías que procedió a su detención. El arrestado, A.J.J., de 39 años de edad y vecino de Gijón, había perdido el saldo de puntos de su Permiso, y además circulaba con una alta tasa de alcohol.

DORMIDA AL VOLANTE

Dos horas más tarde, en la calle Velázquez, la Policía Local también arrestó a una conductora que según testigos presenciales, tras un brusco frenazo frente a un semáforo, se quedó dormida al volante, no siendo capaces de despertarla.

La detenida, T.V.B., de 20 años de edad y vecina de Gijón, fue arrestada por un delito contra la seguridad vial al dar positivo en el control de alcoholemia.

Asimismo, sobre las 18.30 horas de este pasado domingo, otra conductora, en este caso en Sierra del Sueve, fue detenida después de que sobrepasara un semáforo en fase roja cuando circulaba delante de un vehículo policial.

La conductora, R.S.R., de 42 años de edad y vecina de Gijón, sobrepasaba en casi seis veces la tasa máxima permitida de alcohol en aire espirado. Por otro lado, la Policía Local de Gijón denunció, en este caso en vía administrativa, a otros cinco conductores, tres de ellos por alcoholemia y dos por conducir con drogas en su organismo.

Contador