El Principado destina 3,9 millones de la 'casilla solidaria' a subvenciones para el tercer sector

La consejera de SErvicios y Derechos Sociales, Pilar Varela
ARMANDO ÁLVAREZ
Publicado 10/10/2018 13:28:21CET

OVIEDO, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Asturias ha autorizado este miércoles un gasto de 3.998.456 euros para financiar la convocatoria anual de subvenciones a organizaciones no gubernamentales de iniciativa social -- tercer sector-- con cargo al 0,7 por ciento del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF). Esa cantidad ha sido recaudada con las aportaciones de los contribuyentes que marcan la casilla de fines sociales --la x solidaria-- en su declaración.

Las ayudas van dirigidas a ONG que desarrollan programas de apoyo a la infancia, familias, jóvenes, colectivos de mayores, personas con discapacidad o en situación de vulnerabilidad y riesgo de exclusión social. Según ha explicado la consejera de Servicios y Derechos Sociales en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, la convocatoria subvencionará medidas de respaldo a personas que requieren atención integral, apoyo educativo o asistencia para la inserción laboral.

Para la valoración de los proyectos se tendrán en cuenta aspectos como el grado de implantación de las entidades en Asturias, su capacidad de gestión y la realización de auditorías externas, entre otros. En cuanto a las iniciativas planteadas, se analizará la aportación de fondos de otros entes públicos y privados, así como la adecuación de los recursos humanos a los planes que las organizaciones pretenden impulsar.

Según la distribución acordada entre el Gobierno central y las comunidades, Asturias repartirá este año un 15,81% (545.855 euros) más que el pasado. Desde 2017, las autonomías gestionan el 80% de los fondos de la x solidaria -que antes administraba exclusivamente el Estado- en cumplimiento de una sentencia del Tribunal Constitucional que estimó parcialmente la inconstitucionalidad del modelo anterior.

Por la premura de plazos, en 2017 los fondos se distribuyeron en función de las cuantías recibidas por las entidades el ejercicio anterior, pero se acordó trabajar en el diseño de un nuevo sistema de reparto.

Así, este año se consensuó una propuesta basada en principios cuantificables -como población, dispersión y superficie-, junto con indicadores como el Arope, que valora el riesgo de pobreza y exclusión social. El modelo se aplicará de manera progresiva en los próximos ejercicios y ya está en marcha el grupo de trabajo que irá determinando los parámetros para 2019.

La última convocatoria contó con un presupuesto de 3.452.597 euros, con los que se han financiado 225 proyectos de 98 entidades, que se están desarrollando actualmente. Estas actuaciones, que beneficiarán a 112.600 personas, movilizan a 5.122 trabajadores y 2.582 voluntarios.

Contador