Actualizado 23/09/2015 15:10 CET

Camargo.- La Mesa de Coordinación de la Violencia de Género incide en la importancia de las campañas de prevención

Mesa de Coordinación
AYUNTAMIENTO

CAMARGO, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Camargo ha acogido esta semana la celebración de la Mesa de Coordinación de la Violencia de Género, organismo formado por representantes de varios ámbitos que se reúne dos veces al año, y que ha incidido en la necesidad de llevar a cabo campañas de prevención y de concienciación sobre la importancia de denunciar los casos de maltrato.

Según ha informado este miércoles el Ayuntamiento en un comunicado, en esta reunión han participado la alcaldesa, Esther Bolado, los concejales de Policía, Héctor Lavín, y de Servicios Sociales, Marcelo Campos, la responsable del Área de Coordinación de Violencia sobre la Mujer de la Delegación de Gobierno, Consuelo Gutiérrez, Roberto Junquera en representación de la Dirección General de Igualdad del Gobierno de Cantabria, así como responsables en esta materia de la Guardia Civil y Policía Local, de Servicios Sociales y de los centros educativos del Valle.

Bolado ha recordado que Camargo siempre ha sido un municipio "pionero" en la toma de medidas para luchar contra la violencia de género y ha mostrado el compromiso de poner "todas las herramientas que sean necesarias para colaborar con el resto de agentes implicados en esta tarea" y acabar con esta "lacra".

Durante el encuentro de trabajo se ha informado de que en estos momentos las mujeres atendidas en Camargo por violencia de género son 41 y se ha remarcado la importancia de que las personas que sean víctimas de violencia de género denuncien su caso para establecer las medidas adecuadas de protección.

En este sentido, se ha recordado que diversos estudios realizados a nivel nacional entre las víctimas recogen que las razones para retirar las denuncias se encuentran en la percepción de que se trata de un proceso largo y difícil, en el temor a no ser creídas o a que la denuncia no tenga éxito, en el miedo y la presión psicológica ejercidas por el denunciado y su entorno, o en la incertidumbre sobre cómo pueda repercutir el proceso en los hijos en caso de tenerlos.

Por ello en la Mesa de Coordinación se ha puesto de manifiesto la importancia de realizar un adecuado apoyo psicológico y médico a las víctimas, pero también la necesidad de ofrecer una "buena respuesta judicial" ya que se ha constatado que actualmente se ha registrado a nivel nacional una reducción en el número de peticiones de medidas de protección puestas en marcha.

También se han abordado en la Mesa de Coordinación las dificultades que entraña hacer frente a casos en los que no existe denuncia ni constancia de la existencia previa de una situación de violencia de género o riesgo de ésta, como es el caso de la mujer asesinada en el municipio el pasado mes de junio.

Por otro lado, se ha recordado que el 28 de octubre entra en vigor la nueva Ley del Estatuto de la Víctima del Delito, que aglutina en un solo texto legislativo el catálogo general de derechos, procesales y extra-procesales, de todas las víctimas de delitos, transponiendo las Directivas de la Unión Europea en la materia.

Igualmente se han recordado las novedades introducidas en el Código Penal para que muchas faltas de violencia de género sean elevadas a la categoría de delito.

Finalmente, desde la Dirección de Igualdad del Gobierno de Cantabria se ha recordado la existencia de dos guías, una para usuarias y otra para profesionales, con las que se quiere recordar las ayudas que desde el Gobierno de Cantabria y el resto de instituciones públicas se llevan a cabo para atajar estas situaciones.