CANTABRIA.-Laredo.- Las obras de renovación de la rúa Merenillo avanzan a "buen ritmo"

Publicado 05/11/2014 18:39:56CET
Imagen de las obras
AYTO

LAREDO, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las obras de renovación de la rúa Merenillo, en la zona más elevada de la parte oeste de la Puebla Vieja de Laredo, avanzan a "buen ritmo" a pesar de las notables dificultades que plantea su ejecución debido a su difícil ubicación.

La actuación, licitada en 130.000 euros, contempla la sustitución del actual pavimento, además de la renovación de las redes de abastecimiento, así como la iluminación. Su finalización se prevé para comienzos del 2015 y supondrán un "nuevo eslabón en el ambicioso plan de recuperación del casco histórico", según ha informado el Ayuntamiento de Laredo en un comunicado.

Próximamente se resolverán las licitaciones de Callejilla y San Francisco, intervenciones que, junto a la rehabilitación del viejo ayuntamiento, y a la edificación de las VPO en Ruayusera y Revellón --actualmente en compás de espera mientras se evalúa el hallazgo de un tramo de las murallas del poblamiento medieval-- confirmarán la decidida apuesta del equipo de Gobierno que lidera Ángel Vega por la puesta en valor de la Puebla Vieja.

A estas actuaciones hay que sumar, asimismo, las vinculadas al proyecto de mejora de la movilidad y accesibilidad, con rampas y ascensores que contribuirán a hacer más habitable el corazón de la villa pejina.

El alcalde en funciones de Laredo, Ramón Arenas, ha acudido acompañado de técnicos municipales para constatar, in situ, el ritmo de los trabajos en Merenillo. Allí ha sido testigo de las complicaciones que supone intervenir en un lugar con notables deficiencias en lo que acceso y comunicaciones se refiere.

Ello obliga a esfuerzos adicionales por parte de los operarios para que el ritmo de avance no se vea perjudicado. La estrechez de los pasos unido a la necesidad de ubicar allí distinta maquinaria y la obligada garantía de tránsito para los residentes de la zona se convierten en factores que complican el día a día de las obras.

El propio Ramón Arenas les ha brindado "cuanta colaboración sea precisa desde el punto de vista funcional y operativo". Además, se ha mostrado satisfecho con la evolución de los trabajos, pese a que esas dificultades están condicionando su marcha.

En estos momentos, los trabajos se centran en disponer una nueva tubería de agua de fundición conjunta cerrojada de 125. Ello obliga a realizar unas actuaciones de emergencia provisionales que garanticen el suministro a los vecinos en tanto se realizan dichos cambios.

También se sustituirá el actual saneamiento por uno de PVC, con los pozos correspondientes y las acometidas a los edificios. Los trabajos permitirán optimizar los recursos públicos evitando las pérdidas y continuas reparaciones que actualmente se producen en la red existente.

Para rematar la obra se prevé disponer un nuevo pavimento de adoquín de granito y losas de granito en la zona más pegada a las edificaciones. Se trata de la misma alternativa implantada en la calle Fuente Fresnedo. Con ella se eliminarán las losas y cantos rodados que dificultaban notablemente la deambulación por el lugar.

Asimismo, se afrontará la renovación de las luminarias. También se colocarán bocas de riego e hidrantes de incendio. En la zona más próxima al actual talud, se estudiarán distintas alternativas para disponer una barandilla de protección. La recogida de pluviales irá al centro.

La última actuación en la zona data de los años 80. La calle Merenillo debe su nombre a ser el lugar en el que se asentaba la residencia del Merino. Se trataba de un antiguo cargo administrativo cuya función era dirimir los conflictos en sus territorios, cumpliendo funciones que en la actualidad son asignadas a los jueces.

Ramón Arenas ha manifestado su satisfacción por la transformación de esta parte tan importante de nuestro municipio que estaba durante años y años sumida en el olvido. Laredo con esta actuación alcanza un mayor grado de accesibilidad que los vecinos de esta calle podrán disfrutar una vez finalicen las obras.