Los cántabros consumen 75,4 litros de leche al año

Actualizado 15/12/2015 19:53:44 CET
Vaso y jarra de leche
FACUA

SANTANDER, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los cántabros consumen una media de 75,4 litros de leche por persona y año según el último estudio anual de Mercasa publicado por el Ministerio de Agricultura, cifra que supera en poco más de dos litros a la media española de 73.3 litros.

Cantabria supera la media a pesar de que el consumo total de leche en la comunidad descendió un 2,5% en el último año. De hecho, Cantabria es prácticamente la comunidad que menos leche consume en España (solo por detrás de La Rioja) mientras que es la decimoprimera, según los datos de la Interprofesional Láctea, InLac.

Además, el estudio 'Los niños y los lácteos: hábitos y actitudes de consumo' revela que al 100% de los niños cántabros les gustan los lácteos, pero el 40% consumen menos de los recomendados (solo una o dos raciones).

El consumo en España descendió casi 1 litro por persona en 2014, desde los 74.2 del año anterior. Esta caída de consumo agrava todavía más la situación que está viviendo el sector lácteo en España.

Para revertir esta tendencia, InLac recuerda los beneficios de los productos lácteos a través de una serie de infografías que ha elaborado como parte de su plan de promoción de la leche y los lácteos de origen nacional, tituladas Beneficios de los lácteos en la Infancia y Leche y lácteos en las distintas etapas de la vida.

Los lácteos constituyen un grupo fundamental para lograr una nutrición adecuada en todas las etapas de la vida y, en especial, en la infancia. Estos beneficios contrastan con los datos de consumo de lácteos en nuestro país que se ha visto disminuido desde los 80 litros por persona de 2008 y continúa mostrando una tendencia claramente decreciente.

Según las cifras autonómicas, las comunidades en las que se consume más leche por cápita son Castilla y León, Navarra y La Rioja, mientras que Murcia, Andalucía y Canarias presentan consumos per cápita muy inferiores. Además, algunas comunidades han mostrado cambios significativos en el último año, como Castilla y León donde el consumo de leche ha aumentado un 34% o Castilla La Mancha que presenta una bajada del 26.1%.