Actualizado 16/06/2007 18:08 CET

(27-M) Santander.- El alcalde fija como reto de legislatura el desarrollo del nuevo PGOU en convivencia con la Agenda 21

Asegura que no le "pesa" la responsabilidad, aunque tendrá que "aprender muchas cosas", y que estará "volcado" en su trabajo

SANTANDER, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

Tiene 36 años, es ingeniero de Caminos, Canales y Puertos de profesión y desde hoy el nuevo alcalde electo de Santander. Iñigo de la Serna afronta la responsabilidad de dirigir el municipio durante los próximos cuatro años "tranquilo y con ilusión", con la vista puesta en dos retos "fundamentales", que debe hacer necesariamente compatibles: el desarrollo del nuevo Plan General de Ordenación Urbana y la puesta en marcha de las 115 medidas recogidas en la Agenda 21 Local, con los que quiere hacer compatible "el desarrollo urbano" con "la conservación de los recursos naturales".

Desde el pasado 27 de mayo, cuando la lista que él encabezaba (PP) ganó las elecciones municipales al Ayuntamiento de Santander, De la Serna se ha centrado en la reorganización interna de las concejalías. En una entrevista concedida a Europa Press, avanza que "cada concejal va a tener un área de gobierno" y que "algunas van a mantener la misma estructura, pero la mayor parte de ellas estarán reorganizadas con un criterio" basado "en las prioridades" de gobierno.

Una de las mayores novedades en este sentido es la creación de la Concejalía de Autonomía Personal, que estará dirigida por Roberto del Pozo. Por el momento, esto es todo lo que se conoce sobre el reparto de carteras, que se hará público, junto a las tenencias de Alcaldía y portavocía, el próximo lunes.

Como retos fundamentales, De la Serna señala la búsqueda de soluciones a la movilidad en la ciudad, la potenciación de la seguridad ciudadana y, especialmente, el "área social". Pero la "prioridad fundamental", según recalca, es el desarrollo de la revisión del plan general, puesto que dentro de él están equipamientos de todo tipo", "muchos proyectos y muchas prioridades de los vecinos".

"Hay que impulsarlo lo más rápidamente posible", eso si, "con criterios de sostenibilidad", los contenidos en la Agenda 21 Local, lo que supone "un reto", añadido al propio desarrollo de un nuevo PGOU, que además contempla "el impulso del plan de vivienda" la reordenación de los espacios ferroviarios, la integración de los espacios portuarios, el desarrollo del convenio de La Remonta, etcétera.

Además, De la Serna quiere hacer "compatible" la "creación de nuevo suelo productivo" con la construcción de "vivienda de protección oficial", buscando "un equilibro".

El área social "va a tener un peso muy importante, sobretodo por lo que supone el reto de adaptación de la Ley de Dependencia". La Concejalía de Autonomía Personal "tiene por delante elaborar un plan de promoción para las personas dependientes e integrar a las personas con discapacidad al máximo nivel".

Otro reto que afrontará el equipo liderado por De la Serna será el de intentar mejorar la movilidad en la capital cántabra. Las actuaciones de transporte municipal "ya no se centrarán exclusivamente" en "los autobuses municipales", sino que también potenciará "los transportes alternativos al vehículo privado hasta introducir nuevos transportes". "Ahí está el reto de introducir el metro ligero en la ciudad", apunta, recalcando que "es una prioridad para Santander mejorar la gestión del tráfico".

NUEVA ETAPA

El programa electoral del PP "es diferente" al de la pasada legislatura y las personas que lo ejecutarán "también", lo que conllevará algunas "diferencias" respecto a la anterior etapa de gobierno.

Sin embargo, De la Serna no manifiesta buscar rasgos diferenciadores que le distingan de la gestión realizada por su predecesor, Gonzalo Piñeiro, como tampoco una gran obra de infraestructuras por las que se le "reconozca".

"Se debe comprobar al final de legislatura que se ha avanzado en la ciudad, no por una actuación singular urbanística por la que a uno se le reconozca, sino por el avance en muchas pequeñas cosas también, por ejemplo en las políticas sociales -ese avance- no se consigue de la noche a la mañana, sino con trabajo constante y dedicación y ese es un compromiso no sólo personal sino de todos los miembros de la lista". "Lo que al final de legislatura debe quedar es que se ha cumplido y que eso se ha traducido en mejoras en todos los ámbitos", afirma.

Consciente de que como alcalde va a "tener que aprender muchas cosas", asegura que la responsabilidad no le "pesa" y que va a estar "volcado" en su trabajo. De la oposición -PSOE y PRC-, el alcalde de Santander espera que "sea constructiva" y tiende la mano "para tratar de llegar a acuerdos en los temas fundamentales".