Actualizado 28/09/2015 14:33 CET

El acusado de matar a dos personas en la playa Salvé no se siente reponsable

Juicio playa Salve
EUROPA PRESS

SANTANDER, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

El acusado de matar con un cuchillo a dos personas, padre e hija, en la playa Salvé de Laredo, en agosto de 2014, ha asegurado este lunes en el juicio que no se siente responsable de los hechos porque no recuerda haberlos cometido y, por ello, cree que no lo hizo con "voluntad".

"No soy consciente de haber cometido los hechos, ni yo mismo doy crédito. Por ello, pido perdón a la familia y a las victimas, que eran inocentes. Lo siento mucho, lo siento en el alma, porque ese día salí de casa, pero ni por asomo para hacer eso", ha dicho durante la primera sesión del juicio que celebra la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria y que se desarrollará mediante la formula de tribunal del jurado hasta el jueves, día 1 de octubre.

Los hechos que se le imputan, y por los que la Fiscalía le pide 35 años por un asesinato y un homicidio y la acusación particular 40 por dos asesinatos, ocurrieron sobre las 18.30 horas del 17 de agosto de 2014 cuando M.I.R. se encontraba en una duna de la playa existente a una de las torres de vigilancia y las dos víctimas, padre e hija, abandonaban el arenal.

Allí, según el relato del fiscal, el acusado "con intención de acabar con su vida y sin mediar palabra y de forma totalmente sorpresiva", se acercó a la mujer y "comenzó a acuchillarla, sin que tuviese posibilidad alguna de evitar el ataque". Cuando el padre de la chica "intentó zafar a su hija del agresor, éste, presidido por idéntico ánimo, lo apuñaló en el cuello, para continuar acuchillando" a la mujer, que se encontraba en el suelo".

El acusado, en prisión provisional desde que ocurrieron los hechos, ha afirmado que ese día consumió cannabis y cocaína -- en las pruebas solo dio positivo en lo primero-- tras comer en casa de sus padres y acudió a la playa con un cuchillo para hacer un talla de madera con un palo.

Como consecuencia de esta agresión, la mujer sufrió múltiples heridas y sufrió un shock hemorrágico e hipovolémico que ocasionó su fallecimiento minutos después, mientras que el padre fue trasladado al Hospital, donde murió hora y media más tarde. El padre también falleció dos horas después de los hechos en la Unidad de Cuidados Intensivos de Valdecilla por un shock hipovolémico provocado por las heridas.

Sin embargo, el acusado ha relatado que, tras haber consumido drogas, y una vez en el arenal, le dio un subidón" y empezó a ver "cosas raras" como a la gente "deformada y distorsionada", "flores flotando por el agua" o "un oso blanco corriendo por la playa", al cual siguió hasta las dunas, unas alucinaciones que M.I.R. no refirió en ninguna de sus declaraciones anteriores al juicio porque le "pareció irrelevante".

Tras seguir al "oso hasta las dunas", el acusado ha indicado que lo siguiente de lo que es "consciente" es "estar tumbado en el suelo, en la arena, y levantarse lleno de sangre" pero "sin saber lo que había pasado". "Estaba aturdido y recuerdo como si me llevasen en volandas", ha añadido.

M.I.R. también ha señalado que en ese momento se sintió como "en una nube" pero si recuerda que había una persona encima de él, un policía que estaba librando y que se encontraba en la playa Salvé ese día.

(((Habrá ampliación)))

Para leer más