Camargo.- Más de 400 personas arropan a Duque en su presentación pública como candidato de AcaP

Actualizado 18/06/2006 17:27:10 CET

El ex alcalde vuelve a la política municipal para "enderezar" Camargo y sacar al municipio de la "decadencia"

CAMARGO, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

Más de 400 personas apoyaron con su presencia a Ángel Duque hoy en su presentación pública como candidato de Alternativa Camarguesa Progresista (AcaP) a la Alcaldía del municipio. El que fuera alcalde con mayoría absoluta durante cuatro legislaturas, explicó a los vecinos que vuelve para "enderezar" Camargo, para sacar al Ayuntamiento de la "decadencia progresiva" en la que a su juicio está instalado y convertirlo de nuevo en un municipio "puntero".

Duque quiere dar un "impulso" a Camargo y devolverle "a la senda que nunca debió abandonar" y para eso utilizará a AcaP como "puente de plata".

Así lo afirmó el ex dirigente socialista en el acto celebrado en el centro cultural La Vidriera, al que asistieron progresistas de Cabezón de la Sal, el ex alcalde de Castro Urdiales y presidente de la recién creada asociación Iniciativa por Castro, Rufino Díaz Helguera, y militantes de la Agrupación Socialista de Santander, a los que los propios dirigentes de AcaP agradecieron que "se jueguen el tipo político por apoyarnos con su presencia".

Tras reconocer que se encuentra en un momento "trascendental" que "nunca esperé que llegara", Duque confesó que cuando dejó Camargo para encabezar la candidatura regional del PSOE "sabía que era una trampa" y que era su "ruina política". "Lo que no sabía era que quien quedaba aquí iba a destrozar la labor de tantos años, y por eso estoy aquí", subrayó refiriéndose a su sucesor en la Alcaldía de Camargo, Eduardo López Lejardi.

Aunque no le citó, Duque se refirió varias veces a él asegurando que se llevó una "gran decepción", porque "nunca pensé que hiciera las cosas tan mal y tan radicalmente opuestas" a como se hicieron en las legislaturas anteriores.

También criticó al actual equipo de Gobierno, al que reprochó que "no diga ni pamplona" ante la pretensión del Gobierno regional de construir un millar de viviendas de promoción pública en la "frontera" entre Camargo y Santa Cruz de Bezana, a través de un PSIR (proyecto singular de interés regional).

SUELO INDUSTRIAL Y PLAN GENERAL

"Ese tipo de acciones desnaturalizan la sociedad y no llevan a ningún sitio salvo al momio económico", afirmó Duque, quien auguró que las personas que residan en esas viviendas "no van a querer saber nada ni con Camargo ni con Bezana".

Asimismo, afirmó que si el ahora presidente del Gobierno y consejero de Obras Públicas durante las dos legislaturas anteriores, Miguel Angel Revilla, quiere hacer viviendas en Camargo "tiempo ha tenido", ya que el Gobierno ha tenido a su disposición los terrenos de Buenos Aires desde 1984 para construir 200 viviendas y hasta el año pasado no se entregaron las últimas, dijo.

Duque, que reivindicó el derecho del Ayuntamiento a decidir dónde se construyen viviendas, criticó también al Gobierno por no crear "ni un solo metro cuadrado de suelo industrial" en el municipio y al equipo de Gobierno por "no decir nada" ante esta situación, así como por no desarrollar los 200.000 metros cuadrados de suelo industrial que el Ayuntamiento tiene en Las Presas desde 1998.

Por otro lado, subrayó que Camargo no se puede permitir estar, como ha estado, siete años sin Plan General de Ordenación Urbana, porque esta herramienta "tiene una importancia vital; es el ser o no ser del Ayuntamiento", dijo.

Con carácter general, insistió en que Camargo "ha dejado de ser puntero, y referencia y ejemplo en muchas cosas", para convertirse en "un ayuntamiento más". "Se vive de las rentas, no se innova, no se crea nada nuevo", lamentó.

Duque añadió que si llega a la Alcaldía, va a salir "muy barato" porque ya está jubilado, pero subrayó al mismo tiempo que no es un "anciano" y que tiene "la energía suficiente para dar a Camargo el impulso que necesita". "Vuelvo con la carga de socialista y progresismo que he tenido toda mi vida", aseguró.

Su objetivo es conseguir "por lo menos" que la lista de AcaP sea "la más votada" en las elecciones municipales del próximo año, y su deseo, gobernar durante cuatro años para luego dejar como sucesor a Carlos González -candidato de AcaP en 2003- "A ver si tengo más suerte que la otra vez", comentó tras explicar que si bien propuso a González como candidato a sucederle en la Alcaldía, también "cometí la tropelía",dijo, de aconsejarle que no se presentara a las primarias -en las que habría competido con López Lejardi- y "me hizo caso", lamentó.

Por su parte, Carlos González, que ejerce como portavoz de AcaP en el Ayuntamiento, destacó la "rigurosidad" del grupo municipal, que ha hecho "que se nos tome en serio como oposición" y reprochó a sus antiguos compañeros del PSOE sus "ataques virulentos" y la "crítica feroz y atroz" que están realizando, "con cartas manipuladas y predirigidas" en la prensa.

Por otro lado, rechazó que la candidatura de Duque vaya a "beneficiar a la derecha". "La derecha lo que tiene que hacer es temblar, porque también va a perder representación", sentenció.

Para terminar, el secretario general de AcaP y ex alcalde de Aguilar de Campoo por el PSOE, Jesús Torre, lamentó "que a estas alturas de la democracia, los partidos institucionalizados y burocratizados pierdan la oportunidad de contar con personas con experiencia e interés sólo porque no se dejan manejar y tienen criterio propio" y porque "los mediocres, interesados y los que no tienen otra cosa de qué vivir no lo permiten".

También criticó la decisión de no celebrar primarias en el PSOE de Santander y se preguntó "para qué se quieren los partidos si los militantes no pueden elegir a su candidato".