Cerca de 300 personas exigen poner fin a los incumplimientos de la concesionaria de la cocina y cafetería de Sierrallana

Concentración en Sierrallana
UGT
Publicado 29/08/2018 13:46:39CET

UGT reunirá de nuevo a los trabajadores para decidir nuevas acciones

TORRELAVEGA, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

Cerca de 300 personas secundaron hoy la concentración de protesta convocada por el sindicato UGT para exigir que se ponga freno a los "reiterados incumplimientos" del pliego de condiciones por el que se adjudicó en su momento el servicio de cocina y de la cafetería del Hospital de Sierrallana y del Hospital Tres Mares a la empresa Eurest, apenas una semana después de que la concesionaria firmara un acuerdo que evitó un encierro de protesta indefinido de los trabajadores.

El responsable regional de Sanidad de UGT, José María Fernández, ha asegurado que la concentración y todas las movilizaciones que han convocado están "más que justificadas porque no es admisible que una empresa incumpla con tanto descaro casi todo el pliego de condiciones, no respete los derechos de sus trabajadores y realice un servicio inadecuado de tanta importancia porque simplemente no invierte en ello".

Fernández reitera que "en este desaguisado tienen mucho que ver los responsables del hospital y del Servicio Cántabro de Salud que han estado consintiendo a la empresa que haga y deshaga a su antojo, limitándose como mucho a mediar para firmar acuerdos que luego Eurest nunca cumple".

"No vale que hablen de desconocimiento porque han estado informados de todos los desmanes de la empresa concesionaria desde el principio, por lo que tienen tanta culpa como la empresa por permitirla incumplir todo lo que se puede incumplir del pliego de condiciones", ha agregado el sindicalista en relación a los dirigentes del centro hospitalario.

En su opinión, "ya de por sí es inaceptable que busquen acuerdos con la empresa para que ésta simplemente cumpla con lo que se comprometió en su momento para hacerse con la adjudicación del servicio".

Por último, ha anunciado que UGT convocará de nuevo una asamblea de trabajadores la próxima semana para decidir las medidas a adoptar porque "Eurest ya se ha olvidado por completo del acuerdo que firmó unos días y que evitó el encierro indefinido previsto por los trabajadores".