El desprendimiento de la calzada en la A-67 causa retenciones en la autovía, la N-611 y la CA-232

Publicado 09/07/2019 15:04:21CET

SANTANDER, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

El hundimiento en el carril derecho de la A-67 a la altura de Barreda, en sentido Torrelavega, que se ha producido esta mañana a causa de las intensas lluvias y que ha obligado al corte total de la vía desde Polanco, ha originado retenciones de tráfico en la propia autovía, en la carretera nacional N-611, que se ha establecido como alternativa al tráfico, y en la carretera autonómica CA-232.

Con datos de la Dirección General de Tráfico actualizados a las 15.00 horas, hay retenciones de tráfico de cuatro kilómetros en la A-67, entre el punto kilométrico 187, en Requejada, al 191, en Mogro, dirección Palencia.

El desvío alternativo a la autovía, la carretera N-611, en Barreda, es donde se están produciendo mayores retenciones a esta hora, 11,5 kilómetros, concretamente desde el punto 179,5, en Barreda, hasta el 191, en Polanco, en sentido Palencia.

Además, hay retenciones de 6,2 kilómetros en la carretera autonómica CA-232, Requejada-Puente Arce, entre el punto kilométrico 12,2, en Requejada, a 6, en Mogro, en dirección Requeja.

Según ha informado la Delegación del Gobierno en Cantabria, las tareas de reparación del tramo desprendido se han iniciado "inmediatamente" para poder restablecer el tráfico a la mayor brevedad posible. Consistirán en la reconstrucción de la plataforma de la autovía desde su base hasta la capa de rodadura.

Por su parte, el concejal de Seguridad de Torrelavega, Pedro Pérez Noriega, ha dicho que confía en que el carril afectado por el desprendimiento se pueda abrir mañana por la tarde.

Contador

Para leer más