Detenido por incendiar un piso con gasolina en Torrelavega

Furgón de la Policía Nacional
POLICÍA NACIONAL
Actualizado 17/12/2018 12:36:53 CET

Cuando agentes de Policía y los Bomberos abrieron la puerta, les arrojó gasolina y la prendió fuego

SANTANDER, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido este domingo en Torrelavega a un hombre, de 36 años, que trataba de quemar un piso con un bidón de gasolina, cuyo contenido también arrojó a la vía pública desde la ventana de la vivienda.

Los hechos ocurrieron ayer por la noche, sobre las 23.00 horas, en Torrelavega y fue una mujer quien avisó a la Policía Local de que un hombre se encontraba en un domicilio con un bidón de gasolina de veinticinco litros y que amenazaba con quemar el piso.

Agentes de la Policía Nacional, con varias dotaciones, y de la Policía Local se personaron en el lugar observando como el hombre se encontraba asomado a la ventana arrojando gasolina a la vía pública y amenazando, mostrando un encendedor, con prender fuego a la casa.

Ante estos hechos, la Policía Nacional solicitó la presencia de Bomberos y una ambulancia y se comenzó a desalojar el edificio como medida preventiva.

Según relata la Policía Nacional en un comunicado, los agentes en todo momento intentaron dialogar con el detenido para que abriese la puerta y depusiera su actitud pero "no sólo hizo caso omiso sino que además incrementó su comportamiento agresivo procediendo a arrancar la ventana completa y arrojándola a la calle, junto a un aspirador y otro tipo de objetos".

Los agentes solicitaron ayuda de los bomberos para poder entrar en el domicilio ante la negativa del morador a salir y por el "fuerte olor a gasolina y quemado".

Una vez abierta la puerta, "el hombre arrojó gasolina a la misma, al suelo, a los bomberos y a los agentes de Policía, prendiéndolo fuego e inmediatamente se produjo una gran deflagración" pero, gracias a los escudos policiales protectores y la equipación de los bomberos, se pudieron evitar graves lesiones.

A pesar de ello, se produjo un gran incendio en el interior de la vivienda, calcinando dos habitaciones, el salón y el pasillo de entrada. El presunto autor se puso a salvo quedando colgado de una ventana en el exterior de la vivienda.

Mientras los bomberos sofocaban el incendio, los policías procedieron a la detención del varón y posteriormente le trasladaron al Hospital de Sierrallana para ser atendido.

Contador