Cinco cántabros, entre ellos la exconsejera de Sanidad, integran la gestora aprobada por Podemos en Cantabria

Actualizado 02/01/2019 23:25:58 CET

SANTANDER, 2 (EUROPA PRESS)

La dirección nacional de Podemos ha aprobado esta tarde la gestora anunciada hace unos días que se encargará de dirigir el partido en Cantabria, y que estará integrada por cinco miembros de la formación en la región, entre los que figura la exconsejera de Sanidad Rosario Quintana.

Junto con la que fuera dirigente del PSOE conforman este "equipo técnico" --como lo denomina Podemos-- Mercedes González Reguilón, Pablo González de la Riva, Rebeca Tombelle y Luis Sanabria, según han informado esta noche fuentes del partido, que han precisado a esta agencia que, a priori, ninguno de ellos tendrá más peso que otros, por lo que nadie ejercerá de líder o portavoz. Así, todos los integrantes tendrán la misma importancia y adoptarán decisiones de manera consensuada, ya que la idea es "despolitizar" este órgano de gestión.

El Consejo de Coordinación estatal de las siglas que lidera Pablo Iglesias ha decidido, en una reunión celebrada este miércoles por la tarde, la puesta en marcha de esta gestora, que asumirá todas las funciones de todos los órganos autonómicos hasta la próxima Asamblea Ciudadana para renovar la dirección y que se celebrará, como pronto, el próximo mes de octubre, cumpliendo así los plazos que marcan los estatutos del partido morado.

Esta decisión de la dirección nacional, avanzada hace semana y media, surge a raíz de otra acordada por la ejecutiva de Podemos Cantabria de suspender cautelarmente de militancia a los diputados regionales Verónica Ordóñez y José Ramón Blanco, debido a las actitudes y comportamientos de ambos, después de que ella y otras dos mujeres del partido --la líder de Santander, Lydia Alegría, y una extrabajadora-- le denunciaran por supuesto acoso laboral.

Nada más trascender la denuncia, junto con filtraciones de conversaciones grabadas en las que él profería insultos y expresiones vejatorias y humillantes hacia las denunciantes, Blanco reconoció los hechos, pidió disculpas y anunció --a principios de octubre-- que dejaba su acta como parlamentario. Pero el que fuera primer secretario general de los morados cántabros se cogió la baja médica y, aunque recibió el alta en noviembre, no lo comunicó a la Cámara ni acudió a las sesiones hasta que a mediados de diciembre la Mesa se percató de su situación, le pidió explicaciones y le amenazó con sanciones.

Al regreso de José Ramón Blanco, Verónica Ordóñez se negó a sentarse en su escaño habitual, al lado de "un acosador". El órgano de gobierno del Legislativo le permitió ocupar de manera excepcional y durante un día un asiento en otro grupo, pero le denegó después el voto telemático para el Pleno en el que se debatían y aprobaban los presupuestos de Cantabria de 2019, por lo que la también portavoz del grupo Podemos se cogió la baja.

Tras esto, la dirección regional del partido acordó suspender a ambos de militancia de manera temporal, hasta que concluyan las investigaciones abiertas para esclarecer los hechos denunciados, tanto a nivel interno como en la vía judicial también.

REPARAR LA IMAGEN DE PODEMOS

Por su parte, la ejecutiva nacional anunció la formación de un "equipo técnico" para gestionar la formación en Cantabria "con la consideración que merecen las serias y graves acusaciones de acoso de tres compañeras del partido", según ha apostillado Podemos en la nota de prensa remitida esta noche.

Además, la gestora se encargará de organizar las elecciones municipales y autonómicas y preparar la Asamblea Ciudadana Autonómica así como "reparar la imagen de Podemos en Cantabria en general".

Y es que, en la actualidad, las primarias iniciadas para elegir el candidato morado a la Presidencia de la Comunidad están paralizadas cautelarmente por un juez. A este proceso concurrían de nuevo Verónica Ordóñez y la hasta ahora secretaria general del partido en la región, Rosana Alonso, también diputada nacional y afín a Blanco, y que se impuso a su rival en los comicios internos por el liderazgo del partido celebrados la pasada primavera.

Además, la semana pasada el tercer parlamentario autonómico, Alberto Bolado, próximo igualmente a Blanco, promovió una reunión urgente del grupo para quitar la portavocía a Ordóñez, cargo que será asumido por él.

Contador