Publicado 28/06/2022 12:39

El informe del Consejo Escolar sobre igualdad no constata avances "significativos" en los centros educativos

Archivo - Tres niñas en el patio de un colegio
Archivo - Tres niñas en el patio de un colegio - Isabel Infantes - Europa Press - Archivo

Existen conflictos por negacionismo del machismo y la violencia de género

SANTANDER, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Informe de Igualdad y Prevención de Violencia de Género en el Sistema Educativo no Universitario de Cantabria del pasado curso 2020-2021, elaborado por el Consejo Escolar regional, no constata "avances significativos" en estas materias respecto al curso anterior, si bien sí se han producido algunas "mejoras", como que hay más mujeres en los equipos directivos y más proyectos de coeducación y planes de igualdad en los centros.

Sin embargo, no hay "avances significativos" en la planificación de la Consejería de Educación, que no ha constituido la Unidad Técnica de Igualdad, ni ha elaborado los planes bienales de coeducación, ni documentos ni procedimientos o propuestas dirigidos a la inclusión del contenido coeducativo dentro de los planes y proyectos de centro.

Además, en lo que respecta a las familias, no se han convocado ayudas específicas para las AMPA para extraescolares con perspectiva de género y no se han implementado medidas para facilitar la conciliación en los centros ampliando los horarios de apertura sin coste, especialmente en los meses de junio y septiembre, por ejemplo.

Son algunas de las principales conclusiones del informe, aprobado por unanimidad el Pleno del Consejo Escolar, que se elevará al Consejo de la Mujer y al Parlamento de Cantabria para su conocimiento, y que hoy ha presentado en rueda de prensa presidenta de la Comisión de Igualdad del Consejo, que ha elaborado el documento, Miriam Gómez; acompañada por la vicepresidenta de FAPA Cantabria, Leticia Cardenal; y la presidenta de CONCAPA, Mónica Haro.

El documento señala que la promoción de la perspectiva de género y de la igualdad debería abordarse de manera transversal en los currículos de todas las áreas, materias, niveles educativos y enseñanzas, pero en la revisión realizada el curso pasado no era así en la mayoría de las áreas, niveles, materias y ciclos. "Este curso no hay normativa nueva, por lo que sigue sin estar actualizado".

Gómez, que ha indicado que el informe es resultado de un cuestionario que se ha hecho llegar a todos los responsables de igualdad de los centros con una "participación altísima", ha indicado que el documento recoge contenido nuevo respecto al anterior porque era "una preocupación" de la comunidad educativa o de la Dirección General de Igualdad y Mujer, como la presencia de negacionismo o neomachismos dentro de los centros escolares.

En este sentido, ha precisado que en el 9% de los casos, los centros han reconocido que existe algún tipo de conflicto por negacionismo de la desigualdad y del machismo --fundamentalmente, y referido a la negativa a participar en actividades de los centros para prevenir la violencia-- o de la violencia de género. Este porcentaje se aproxima al existente a nivel nacional y el último informe de Save the Clindren, que recoge un repunte de violencia de género entre los 14 y los 18 años.

Otra de las conclusiones del informe es que la gran mayoría de los centros, más del 90%, no cuentan con programas específicos ni de detección ni de intervención en casos de violencia de género en el propio colegio; y también, que no existe normativa actualizada relacionada con la igualdad y prevención de la violencia de género.

Además, la información de protocolos, planes y programas no llega adecuadamente a la toda la comunidad educativa; no todos los centros cuentan con programas de igualdad; y quedan muchos centros donde no se ha revisado ni adecuado los materiales didácticos y curriculares con perspectiva de género y la gran mayoría no contempla hacerlo.

Con todo, Gómez ha señalado que en la "vida normal" de los centros hay actividades relacionadas con la igualdad y, especialmente, en fechas significativas como el 8 de marzo.

REDES SOCIALES

Por otra parte, Gómez ha denunciado que las redes sociales hacen "un flaco favor a conseguir una sociedad más justa". En este sentido, se ha referido a las "dificultades" que tienen las familias para gestionar las redes sociales, que es un trabajo que se puede hacer desde los centros educativos, "facilitar a las familias herramientas para afrontar esta presencia de las redes sociales tan invasiva", ha dicho.

Al respecto, ha apuntado que las redes sociales están difundiendo una cultura "que se esta imponiendo" y que niega el machismo, que es la causa final de la violencia de género. "Esto es de toda la sociedad, todos tenemos que trabajar para que esto no suceda y contrarrestar esa presencia en las redes sociales y medios de comunicación", ha remarcado.

Al hilo, Cardenal ha considerado que los "máximos responsables son los políticos", apuntado que algún partido "quiere retroceder y denostar a la mujer", lo que está influyendo en los jóvenes.

Además, ha expresado su preocupación porque los responsables de igualdad de los centros no cuenten con formación "específica", lo que "es función de la Administración". Como también adecuar los materiales y equipamientos de los centros, que en la mayoría de casos "es más cuestión de voluntad que de dinero", como en el caso de los colegios cuyo patio de juegos solo tiene una portería.

Finalmente, desde la Comisión de Igualdad del Consejo Escolar han defendido la necesidad de crear una Comisión de Igualdad en todos los centros educativos y en denunciar la "falta de recursos".

Más información