Actualizado 27/07/2007 15:55 CET

Pleno.- La nueva distribución de consejerías servirá para hacer "más de lo mismo, pero más", según Revilla

Diego lamenta que no se realice una "profunda remodelación", acusa de "triunfalismo" a los socialistas y critica a los consejeros salientes

SANTANDER, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente regional, Miguel Ángel Revilla, informó hoy al Parlamento de Cantabria, a petición propia, de la nueva distribución de las consejerías del Ejecutivo, cuyas competencias se distribuyen esta legislatura de una manera distinta a la anterior con el objetivo de "culminar la labor iniciada" y hacer "más de lo mismo, pero más", según afirmó.

La nueva distribución fue respaldada por los portavoces de PRC y PSOE, Rafael de la Sierra y Martín Berriolope, por considerar que se trata de algo "razonable" y "coherente", y criticada por el líder de los 'populares' cántabros, Ignacio Diego, que lamentó que no se haya producido en el Gobierno "una profunda remodelación", con lo que prevé que se haga "más de lo mismo".

Revilla explicó que los cambios se refieren a las consejerías de Presidencia y Justicia, por la transferencia de estas competencias a partir del 1 de enero; Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Biodiversidad; Obras Públicas, Ordenación del Territorio, Vivienda y Urbanismo, para unificar "todas las competencias que tienen que ver con la gestión del suelo", y la Consejería de Trabajo y Bienestar Social, que aglutinará "todas las materias relacionadas con el empleo y las políticas sociales", que son "prioritarias" para el Gobierno.

"En cuanto al resto de los departamentos, no se han introducido modificaciones en su ámbito material, porque su estructura y configuración responden de forma eficiente a las políticas que les corresponde desarrollar en los próximos cuatro años", precisó Revilla.

De la Sierra apuntó que el cambio más "trascendental" es la centralización de todas las políticas sociales en la consejería que dirige Gorostiaga y afirmó que, desde su punto de vista, es también "lógica" la decisión de unir en una sola cartera todos los temas que tienen que ver con el urbanismo.

En este punto, Berriolope, que aseguró que los cambios son fruto de "la acumulación de experiencia y la nueva orientación del Gobierno", subrayó la "coherencia" de la nueva distribución, especialmente en lo que tiene que ver con el urbanismo, que aunque "va a ser objeto de polémica", tiene "la buena voluntad de facilitar la gestión de un área muy compleja".

Al respecto, Diego aseveró que el hecho de que la Consejería de Medio Ambiente no vaya a tener ya las competencias de emisión de informes de impacto ambiental supone un cambio "de profundo calado" porque hace que la Consejería de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Ordenación del Territorio, que dirige el regionalista José María Mazón, controle "íntegramente lo que algunos denominan el 'ciclo del ladrillo'", al tiempo que sirve para "hurtar de nuevo competencias a la Consejería de Medio Ambiente".

"Parece el precio que paga el socio derrotado al socio beneficiado por esa derrota", apostilló, indicando que el hecho de que "se concentren todas estas facultades en una sola consejería genera mucha desconfianza, y que el Partido Socialista haya tragado por ello es muy sintomático del entreguismo con que esta formación afronta la legislatura tras el batacazo electoral".

Ante estas afirmaciones, Revilla recalcó que la acumulación de competencias relacionadas con el suelo y el urbanismo en una sola consejería responde únicamente a la necesidad de cumplir con el compromiso de legislatura de construir 8.000 viviendas protegidas y realizar otras 8.000 actuaciones de rehabilitación.

Igualmente, y ante las críticas de Diego acerca de que el Ejecutivo hará "más de lo mismo", el presidente regional replicó que donde no hay cambios es en la oposición, puesto que el líder del PP "sigue anclado en la misma teoría". Además, dijo que el Gobierno continuará haciendo "más de lo mismo, pero más" porque la nueva distribución "va a mejorar la actuación del Gobierno".

CAMBIO DE CONSEJEROS

El presidente del PP afirmó que los cambios en el Gobierno responden "a los resultados electorales", puesto que aunque "se apuesta por la continuidad en las políticas", el PSOE "paga la factura de su desastre electoral cambiando a sus consejeros más quemados", dijo, refiriéndose a los ex consejeros de Sanidad y Servicios Sociales, Charo Quintana; Medio Ambiente, José Ortega, e Industria, Trabajo y Desarrollo Tecnológico, Miguel Ángel Pesquera.

Para Diego, estos cambios constituyen "un ejercicio de cinismo" por parte de Gorostiaga, que "ha defenestrado a algunos de sus colaboradores", de cuya gestión "ella es la principal responsable". Igualmente, dijo, las modificaciones "son sólo una forma de hacer pagar los platos rotos en un nivel concreto de la responsabilidad, pero sin asumir responsabilidades quienes de verdad las tienen" y sin realizar "autocrítica", lamentó.

Aún con todo, valoró especialmente la llegada a la Consejería de Sanidad de Luis Truán, sustituyendo al "ciclón Quintana", pero no así la de Francisco Martín a la Consejería de Medio Ambiente, y la de Javier del Olmo a la Consejería de Industria, en este último caso, por haber sido el responsable de la gestión de la Autoridad Portuaria y tener "vicios similares" a los de Pesquera.

En contestación a la referencia a los resultados electorales realizada por Diego, Revilla le espetó que "no vaya presumiendo" porque el PP "ha perdido un diputado" y "en una región conservadora como Cantabria" estar "ocho años sin gobernar pasa factura". "Lleva usted un coche que no admite podium (...) tiene que ganar", ya que de lo contrario, dijo, "cambian de piloto".

En el mismo sentido, el presidente regional auguró al PP "otros cuatro" años en la oposición y afirmó que el PRC pasará de los 12 diputados con los que cuenta en la actualidad a "16 ó 18" tras las próximas elecciones.

Por lo que respecta a las críticas del presidente del PP hacia los consejeros salientes, Revilla aseguró que no se arrepiente "para nada" de haber "compartido Gobierno con estas tres personas" y de los nuevos consejeros destacó, de Del Olmo los resultados obtenidos al frente del Puerto, de Truán "su preparación" y de Francisco Martín su "trayectoria impecable y capacidad de trabajo".

Además, manifestó que "ligar una mala gestión del Gobierno a los cambios es increíble". "Cuando el señor Aznar, su jefe todavía", dijo, "cambiaba a un ministro, no era sinónimo de fracaso", ejemplificó.

OFERTA DE COLABORACIÓN

Por último, el presidente del PP de Cantabria aseguró que la postura de su partido es la de "alcanzar amplios consensos y ofrecer el máximo de colaboración", especialmente por lo que respecta a la Sanidad, donde ve necesario "buscar un consenso en aras del interés general", por lo que respecta a "las listas de espera" la financiación de las obras de Valdecilla por parte del Estado y "recuperar urgentemente el diálogo" con los profesionales.

Asimismo, aseveró que tendrán el apoyo del PP "aquellos que quieran sumar fuerzas para reivindicar los derechos" de Cantabria ante otras administraciones y reiteró su voluntad de "ejercer una oposición rigurosa, leal constructiva, pero también implacable".