Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda sube un 53%, hasta los 33,3 millones

Infografía de VPO de Tabacalera
AYUNTAMIENTO DE SANTANDER - Archivo
Actualizado 13/11/2018 16:37:27 CET

SANTANDER, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El proyecto de presupuesto del área de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda que ha elaborado el equipo de Gobierno (PP) del Ayuntamiento de Santander para 2019 asciende a 33,3 millones de euros, un 52,8% más que el ejercicio anterior.

En concreto, la Concejalía del mismo nombre gestionará 17,6 millones, un 10,8% menos que este año, mientras la Sociedad de Vivienda y Suelo (SVS) contará con 15,7 millones, un 668% más al incluirse la ejecución de las 120 viviendas asequibles de San Román, las 66 VPO de la antigua Tabacalera y el edificio de uso administrativo de la calle La Paz.

Son cifras que ha presentado hoy en rueda de prensa el concejal del área, César Díaz, quien ha reivindicado el impulso de la inversión pública del Ayuntamiento de Santander.

Con 28 obras finalizadas en 2018 por 22,6 millones; con 20 obras en ejecución por 29,8 millones; con cinco obras adjudicadas para iniciarse antes de fin de año por 12,8 millones; con cinco obras licitadas pendientes de adjudicar por 14,7 millones; con siete obras en licitación por 12,7 millones, y con siete otras con proyecto aprobado que se licitarán próximamente por 19,2 millones, "nadie puede poner en duda que el Ayuntamiento es el verdadero motor de la inversión pública productiva en Cantabria y que los barrios son una prioridad de la inversión municipal", ha sentenciado el concejal.

De cara al próximo ejercicio, y con el presupuesto pendiente de aprobar por un equipo de Gobierno que no tiene mayoría absoluta, Díaz ha desglosado las principales actuaciones de su departamento de cara a 2019, así como los presupuestos.

En este sentido, ha indicado que a los 33,3 millones de la Concejalía y la SVS habrá que añadir otros 11,3 millones de inversiones sostenibles generadas en 2018 de obras en infraestructuras y, cuando se liquide el presupuesto de este año que se cerrará con superávit, el remanente, con lo que se podrían alcanzar los 20 millones para al ejecución de obras sostenibles.

Entre las principales partidas, el edil ha destacado los 1,8 millones para la integración del frente marítimo, que incluyen el derribo de los tinglados de la calle Antonio López, la urbanización del entorno, el derribo del vivero del Barrio Pesquero y la "pequeña casa tapón" que obstaculiza el paseo de Alberto Pico.

También los 700.000 euros de la integración ferroviaria, correspondientes a la anualidad del Ayuntamiento dentro del convenio con la Autoridad Portuaria, Renfe y el Gobierno de Cantabria para liberar 84.000 metros cuadrados. Además se acometerá la urbanización de la parcela resultado del derribo del edificio de Adif en la calle Castilla a final de año.

Dentro de las dotaciones a los barrios, se destinan 3,25 millones para la construcción de los centros cívicos de Castilla-Hermida y de Cueto.

Para el antiguo túnel de Tetuán, con el proyecto prácticamente finalizado y cuyas obras comenzarán en 2019, se han consignado 1,5 millones que se suplementarán con los 800.000 euros previstos para este año.

Las ayudas para rehabilitación de fachadas y construcción de ascensores en edificios preexistentes crecen un 17%, hasta los 700.000 euros; mientras se mantienen los presupuestos participativos en 1,5 millones.

Hay medio millón de euros para la rehabilitación del Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Santander y Cantabria (MAS) que se sumarán al millón previsto para este año. El proyecto básico ya está redactado, cuenta con los informes municipales favorables y está a la espera del que emita la Dirección General de Cultura puesto que se trata de un Bien de Interés Cultural (BIC). Cuando se reciba, se elaborará el proyecto de ejecución y se licitará la obra.

Para estudios y trabajos técnicos hay una partida de 600.000 euros, de los que 220.000 corresponden a la primera anualidad del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU); para obras de urbanización (por ejemplo, de la calle Magallanes) se ha previsto un millón de euros; y para la construcción de microespacios en colaboración con el Colegio de Arquitectos irán dos millones procedentes de ahorros de licitación en anteriores convocatorias.

En colaboración con el Obispado de Santander se construirá un albergue de peregrinos en la calle Limón 7, con una inversión de 300.000 euros municipales.

Finalmente el concejal ha repasado las bonificaciones fiscales que afectan a su departamento, correspondientes al impuesto por licencia de obra (el 4% del presupuesto de la actuación), que, según los casos, pueden llegar al 75%, y a las tasas (2%), que, también según el caso, pueden suponer la exención completa de las mismas.