La renovación de los barrios San Francisco y San Luis concluirá en septiembre de 2019

Igual asiste al inicio de las obras en los barrios San Francisco y San Luis
AYTO (TWIITER GEMA IGUAL)
Publicado 08/10/2018 12:57:56CET

SANTANDER, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

La renovación urbana y la reordenación viaria de los barrios San Francisco y San Luis ha comenzado este lunes y, tras una obras que durarán 11 meses y conllevarán una inversión de 2,2 millones de euros, estará concluida en septiembre de 2019.

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, acompañada de los concejales de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, y de Barrios, Carmen Ruiz, ha asistido al inicio de los trabajos, que ejecuta la empresa Ascan y que incluyen la creación de una nueva rotonda en la intersección de la avenida de Los Castros con la calle Miguel de Unamuno.

Igual ha destacado que este proyecto, que supondrá una "regeneración integral" de ambos barrios, es el resultado de "muchos meses de trabajo y colaboración" con los vecinos, cuyas sugerencias y peticiones se han contemplado en la actuación.

"Se van a asfaltar los viales, pavimentar las aceras, hacer nuevas zonas verdes, mejorar las redes abastecimiento y saneamiento, se va a instalar nuevo mobiliario urbano y arbolado", ha indicado la alcaldesa, que ha destacado que también se generarán nuevas zonas estanciales y se eliminarán escaleras.

Además de la rotonda en Los Castros con Miguel de Unamuno, se va a solucionar el fondo de saco que existe en el vial de servicio dándole salida a la avenida de los Castros, justo antes de la glorieta en la Bajada de San Juan. Ese vial también pasará a ser de un solo sentido, lo que permitirá ganar 50 plazas de aparcamiento.

El proyecto también incluye la renovación de la calle Madre Soledad, en el tramo comprendido entre la avenida de Los Castros y General Dávila, y la creación de un carril central en General Dávila, a la altura del barrio, que permita semaforizar y regular los accesos al barrio desde esta vía.

Por lo que respecta a las actuaciones de renovación urbana, el proyecto busca crear un entorno más amable y humanizado para el peatón, con aceras suficientemente amplias, zonas verdes y espacios de estancia más diáfanos, accesibles y dotados de mobiliario urbano renovado.

También se actuará sobre dotaciones ya existentes para su mejora. Así, se renovará el espacio existente junto a la plazoleta, en el que se generan dos zonas de juegos infantiles y se mejora la accesibilidad, incorporando nuevo mobiliario urbano con amplios parterres.

Además, se acondicionará la bolera, renovando el pavimento, el graderío y el cierre del espacio deportivo, e incorporando nuevos parterres; y se creará una pequeña plazoleta conectada con la acera izquierda de la calle Madre Soledad mediante una rampa, lo que permitirá un uso estancial de un espacio actualmente residual.