Actualizado 03/12/2021 19:10 CET

Cantabria analizará la propuesta de financiación autonómica, que a Revilla le suena "mal"·

Archivo - Miguel Ángel Revilla
Archivo - Miguel Ángel Revilla - GOBIERNO - Archivo

La propuesta del Ministerio se basa en el criterio de "población ajustada", algo que "no gusta" a Revilla

SANTANDER, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Cantabria estudiará "con detenimiento" la propuesta sobre el modelo de financiación autonómica enviada por el Ministerio de Hacienda en base al criterio de "población ajustada", algo que "en principio", le suena "mal" y "no le gusta" al presidente regional, Miguel Ángel Revilla, que sigue defendiendo que se priorice el coste efectivo de los servicios.

"Vamos a analizarlo pero en principio no me gusta", ha señalado este viernes, en declaraciones a Europa Press, Revilla en una primera valoración de la propuesta remitida este mismo viernes por el Ministerio.

Al presidente cántabro, le suena "mal" ese criterio de la "población ajustada" pese a que, según ha reconocido, el mismo no supone solo tener en cuenta el número de habitantes a la hora de hacer el reparto sino también otras cuestiones.

Revilla ha insistido en que se debe priorizar en el reparto el coste efectivo de los servicios, más caro en comunidades como Cantabria por la dispersión de su población y su orografía.

En este sentido, ha afirmado que Cantabria y el resto de las comunidades que el pasado 23 de noviembre participaron en la Cumbre de Santiago de Compostela defenderán esta postura de forma "muy firme" ante el Gobierno de España ante la "batalla" que, a su juicio, van a presentar las grandes comunidades para seguir "presionando" al Ejecutivo.

Revilla ha reivindicado que "lo justo" es que todos los ciudadanos gocen de los mismos servicios independientemente de donde vivan, para lo que considera preciso que el reparto sea por el coste del servicio.

Por su parte, la consejera de Economía y Hacienda, María Sánchez (PSOE), ha explicado que el documento remitido por el Ministerio tiene 240 páginas y ha señalado la necesidad de hacer un análisis "serio, exhaustivo y profesional" de esta propuesta, algo en lo que "todo el equipo" de su departamento se pondrá ya a trabajar para "próximamente" poder hacer valoraciones sobre el mismo, algo para lo que --dice-- es aún "pronto" pues solo hace unas horas que se tiene misma.

Ha recordado que las comunidades tienen hasta finales de enero para poder contestar y realizar aportaciones a la propuesta que les ha remitido l Ministerio de Hacienda.

Sánchez ha subrayado la "trascendencia" que la financiación autonómica tiene para Cantabria y que el sistema que se establezca "no perjudique los intereses" de la comunidad autónoma.

Esta mañana la consejera, en un acto en Comillas, ha vuelto a defender una reforma del sistema de financiación autonómica que incluya la variable de los costes fijos, que pondere "adecuadamente" la dispersión de la población y que mantenga la cláusula de 'statu quo'.

Cantabria fue una de las comunidades participantes el pasado 23 de noviembre en lo que se denominó la 'Cumbre de Santiago', en la que, junto con las comunidades de Galicia, Asturias, Castilla y León, Extremadura, Castilla-La Mancha, Aragón y La Rioja acordaron un documento en el que se reclama al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que el nuevo sistema de financiación autonómica sólo sea fruto de un consenso multilateral y al margen de los espacios bilaterales entre el Ejecutivo central y cada comunidad.

La declaración conjunta constaba de 35 puntos con diferentes premisas, entre ellas la financiación autonómica, en la que consideran que el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) es el órgano multilateral adecuado para negociar esta reforma.

Su posición común es que el nuevo modelo se fije en los factores determinantes de sus necesidades de gasto reales. "Además de los costes fijos, la superficie, la dispersión, la baja densidad, la orografía, la baja natalidad o el envejecimiento y sobreenvejecimiento de la población son condicionantes innegables de un mayor coste en la prestación de servicios, cuyo efecto debe cuantificarse de forma completa y ponderarse en mayor medida que en el actual sistema", señalaban.

PROPUESTA DE HACIENDA

El Ministerio Hacienda propone un cálculo de población ajustada, una de las variables del modelo de financiación que determina el reparto de los recursos en función de circunstancias demográficas, sociales o territoriales, tal y como estaban pidiendo las regiones conocidas comúnmente como 'infrafinanciadas': la Comunidad Valenciana, Andalucía y Murcia.

De este modo, el Ministerio que dirige María Jesús Montero ha enviado su propuesta inicial de reforma del modelo de financiación autonómica para establecer un diálogo con las comunidades. Este documento recibirá ahora las aportaciones y observaciones de todas las regiones durante todo este mes de diciembre y el mes de enero.

El informe parte de los trabajos previos realizados por la Comisión de Expertos y el Comité Técnico Permanente de Evaluación, por lo que Hacienda defiende que se han tenido en cuenta la opinión de las comunidades autónomas que han participado en estos encuentros.

LA POBLACIÓN AJUSTADA, "LA VARIABLE MÁS REPRESENTATIVA"

En este contexto, el Ministerio de Hacienda defiende que la propuesta del Gobierno considera que la población ajustada es la variable más representativa de las necesidades de gasto, algo sobre lo que, según señalan, "existe un notable consenso". No obstante, sostienen que es necesario mejorar la fórmula de cálculo y reparto por tipología de gasto.

En cualquier caso, el Gobierno también ha analizado "empíricamente" la distribución del gasto autonómico para establecer nuevos porcentajes de reparto por funciones. En concreto, se han analizado indicadores básicos de necesidades de gasto de las comunidades en sanidad, educación y servicios sociales, así como el gasto en otros servicios autonómicos.

Además, reivindican que se han tenido en cuenta variables correctivas de carácter geográfico y demográfico como la superficie, la dispersión o la insularidad, y que se han incluido elementos correctores por despoblación, teniendo en cuenta los costes fijos vinculados al gasto.