Publicado 15/04/2020 17:51CET

Sanidad achaca los "vaivenes" de datos a que en festivos se hacen menos pruebas

El consejero de Sanidad de Cantabria, Miguel Rodríguez
El consejero de Sanidad de Cantabria, Miguel Rodríguez - EUROPA PRESS - Archivo

Prácticamente todos los fallecidos en la región tienen más de 70 años y casi la mitad entre 80 y 90

SANTANDER, 15 Abr. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad de Cantabria, Miguel Rodríguez, ha lamentado el repunte de fallecidos por coronavirus registrado este miércoles en la región, cuando se han contabilizado 12 víctimas más, el segundo peor dato en lo que va de mes, y que elevan el total a 132. Se trata, como ha admitido, de una "mala noticia" ante la que ha transmitido sus condolencias y pesar a los familiares y allegados.

También se ha referido al aumento de contagios, un 1,5% -medio punto más que la víspera- y ha achacado los "vaivenes" de datos (que han vuelto a aumentar después de haber bajado) a que en las jornadas festivas (como las tres de Pascua unidas al fin de semana) se hacen menos pruebas que de lunes a viernes.

En este sentido, en declaraciones a la Cadena SER recogidas por Europa Press, Rodríguez ha explicado que "buena parte" de los test que se realizan en Cantabria provienen de las urgencias y de los servicios de atención primaria.

En estos últimos, los equipos normalmente trabajan de forma programada los días laborables, mientras que los de urgencias -tanto de los centros de salud como de los hospitales- lo hacen en festivos y fines de semana, lo que "se nota" en las cifras.

Así, si hay "menos" peticiones de pruebas, "lógicamente" se registran "menos" positivos con Covid-19, ha evidenciado Rodríguez, para apuntar que ésta es una explicaciones "más factibles" sobre las variaciones en los 'picos' que va haciendo la curva de nuevos infectados diarios.

El consejero ha considerado que hay que ser "muy prudentes" ante estas cifras que, en todo caso, indican que no se ha superado la infección por el virus y que no hay que "bajar la guardia". "Mientras siga habiendo positivos hay que continuar con las medidas de aislamiento social, que es el mejor mecanismo para evitar el contagio", ha recomendado.

FALLECIDOS: CASI LA MITAD TENÍAN ENTRE 80 Y 90 AÑOS

Respecto a las muertes, Rodríguez ha indicado se trata de personas de avanzada edad y con patologías previas, por lo que con "una pandemia de estas características", que afecta fundamentalmente a gente mayor, se "complica mucho" su situación, desde el punto de vista sanitario y vital.

Según ha detallado, el grueso de los 132 fallecidos hasta ahora con Covid-19 en la región tenían más de 70 años. De entre esta edad y 80 han perdido la vida 30 personas, 62 con entre 80 y 90 años, y 28 personas más mayores de 90.

Estos datos indican, a ojos del consejero cántabro, que la muerte "se ceba" con las personas mayores, ámbito en el que es "muy difícil" atacar el virus y "solucionar" los efectos que genera. Y es que suelen ser pacientes con patalogías previas, a los que "desestabiliza" el Covid y "acaba provocando su fallecimiento".

TEST RÁPIDOS Y PCR

En cuanto a los test rápidos, el consejero ha señalado que ya se han repartido entre todas las residencias de la Comunidad Autónoma y se están realizando, aunque Sanidad todavía no tiene datos sobre resultados y proporción de positivos debido a que son cifras que manejan y gestionan los propios centros.

A este respecto, ha indicado que hay que distinguir entre una prueba PCR y un test rápido. La primera se realiza con un hisopo o bastón de algodón que se introduce por la nariz para analizar la carga viral, que indica cómo de contagiosa es una persona. Esta prueba tiene una sensibilidad "altísima", por lo que si da positivo el individuo está "clarísimamente" contagiado y viceversa.

Por su parte, los test rápidos miden los anticuerpos generados por una persona que ha estado en contacto con el virus, por lo que tienen que pasar varios días para hacerse. Así, si el individuo no presenta síntomas, no tiene "ningún sentido" hacer esta prueba, toda vez que no habría dado tiempo a que el individuo generase anticuerpos. Y cuando los tiene, si son de hace tiempo puede indicar que la infección ha pasado, en tanto que si son recientes es que continúa.

Al tener una sensibilidad más baja, si el test rápido da positivo se trata "claramente" de un contagio, extremo que no se descarta cuando el resultado es negativo.

Así, estas pruebas sirven para "tomar decisiones rápidas" en casos positivos, si ingresar o aislar al paciente, mientras que "no sirve para nada" cuando da negativo, porque para salir de dudas se requiere hacer el PCR.

EN CANTABRIA NO HAY LABORATORIOS PRIVADOS DE PRUEBAS

Por otro lado, sobre la orden del Ministerio de Sanidad de poner a disposición de las comunidades autónomas los laboratorios privados que hacen test de coronavirus, el consejero cántabro ha indicado que es una decisión que no afecta "mucho" a la región.

Según ha explicado a TVE, en Cantabria no hay laboratorios "locales" -con sede en la Comunidad- que hagan pruebas, tan solo intermediarios -los que toman la muestra y envían para su análisis fuera-, y que en todo caso "se salen" del rango de actuación de su departamento.