Sota advierte que un Brexit duro puede tener un efecto "importante" para Cantabria

Publicado 25/02/2019 12:32:32CET
El consejero de Economía, Juan José Sota, en la jornada sobre el Brexit
GOBIERNO DE CANTABRIA

SANTANDER, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota, ha advertido hoy que un Brexit duro puede tener un efecto "importante" para Cantabria puesto que esta comunidad está "ampliamente relacionada" con el Reino Unido, sobre todo en materia de control de fronteras y arancelaria.

De hecho, el 20% del tráfico del Puerto de Santander corresponde a mercancías y pasajeros del Reino Unido. "Por tanto, el efecto puede ser importante si esa salida no se hace de forma ordenada", ha advertido el consejero, apostillando que si a partir del 29 de marzo hubiera que aplicar todas las medidas arancelarias "sería catastrófico".

En declaraciones a los medios antes de la inauguración de una jornada informativa sobre el impacto del Brexit en la Administración Pública, que se ha celebrado hoy en la Agencia Tributaria, el consejero ha insistido en la importancia de que la salida del Reino Unido de la Unión Europea se haga de "manera ordenada y coordinada" porque lo contrario supondría un "perjuicio" para todas las partes. "Estamos en el descuento pero espero que todavía haya cordura", ha confiado.

Sota ha explicado que en España "hace tiempo que viene preparándose un plan de contingencia" ante un Brexit duro que contempla "una cierta estrategia". En el caso concreto de Cantabria, las medidas más importantes tienen que ver con competencias que no son propias pero que están coordinadas con el Gobierno nacional, como el control de fronteras exteriores con el Reino Unido.

"Somos una comunidad ampliamente relacionada con el Reino Unido y la problemática que se nos plantearía sería el control de nuestras fronteras exteriores", pues mientras actualmente el tráfico de pasajeros y mercancías en el Puerto de Santander no tiene barreras, el Brexit duro supondría la imposición de barreras arancelarias "inmediatas" desde el 29 de marzo.

De hecho, la implantación de aduanas en el Puerto sería "una de las primeras medidas" que deberían adoptarse en Cantabria.

En este sentido, Sota ha destacado que actualmente esta comunidad tiene un saldo "muy positivo" con el comercio exterior británico, al que exporta por 142 millones, mientras que las importaciones suman 72, lo que arroja un saldo positivo de más de 60 millones.

Un Brexit duro "podría afectar al comercio exterior, porque los aranceles alteran el comercio internacional", ha recordado el consejero.

Igualmente, podría tener consecuencias sobre los 90.000 británicos que visitan Cantabria cada año a través de los ferrys. "Si hay barreras, podría verse afectado directamente" este tráfico de pasajeros, ha advertido.

Además, también ha tenido en cuenta el efecto en los cántabros residentes en el Reino Unido, unos 1.500, que "verían alterados sus derechos sociales y laborales", y en los 500 británicos que viven en Cantabria y su acceso a la sanidad o la educación. "Es una cuestión importante y una ordenada salida permitirá que nadie sufría en sus derechos personales", ha observado.

En términos generales, el consejero ha apuntado que la salida de Gran Bretaña de la UE tendrá efectos en las políticas de cohesión, porque habrá menos recursos para el conjunto de la Unión, además de en la Política Agraria Común (PAC) y en las pesqueras, teniendo en cuenta que "gran parte de los pesqueros de Cantabria y del Norte de España faenan en aguas británicas".

Una consecuencias que aún no se han cuantificado y la UE está analizando el estos momentos el escenario presupuestario a partir de 2021 y hasta 2027.

"Lo que es una realidad es que hay menos recursos y le debate sería si hay mayor aportación de los países que quedamos en la UE para cubrir ese desfase o no", ha apuntado Sota, partidario de que "proteger al máximo" los fondos de cohesión para mantener el equilibrio en Europa y que "no haya cada vez más diferencias" entre sus países.

Para leer más