Publicado 23/08/2018 20:59CET

Sota lamenta la "cerrazón" del PP en defensa de una "austeridad indiscriminada que castiga a ciudadanos"

SANTANDER, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo de Cantabria, Juan José Sota, ha lamentado esta tarde la "cerrazón" del PP y su insistencia en "el error" de defender políticas de "austeridad indiscriminada" que provocaron una "brutal crisis socioeconómica que pudo evitarse".

"Hoy nadie duda de lo erróneas que han sido las políticas del PP, con unas consecuencias brutales diez años después y que aún está sufriendo la ciudadanía", ha dicho Sota en respuesta a la diputada nacional del Partido Popular, Ana Madrazo, que se ha posicionado en contra del voto favorable de Cantabria a los objetivos de estabilidad presupuestaria y deuda pública planteados por el Gobierno de España en la última reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

Para el consejero, llama la atención que el PP critique al Gobierno regional "sin tener en cuenta" que la región ha sido una de las cinco comunidades autónomas que ha cumplido en 2017 todos los objetivos de estabilidad presupuestaria, déficit, deuda y regla de gasto, cumplimiento que, "en todo caso, sería para felicitarnos".

"La portavoz del PP debería saber que el cumplimiento de regla de gasto nos limita y, al recibir más recursos de los presupuestados por el sistema de financiación en 2017, se ha permitido satisfacer holgadamente el objetivo de déficit y de deuda", ha insistido el consejero.

En un comunicado, ha recordado que el ajuste que hizo Cantabria en 2017 fue el obligado por el Ministerio de Hacienda dirigido entonces por Cristóbal Montoro, "porque se añadieron como ingreso en esas cuentas 22 millones de euros para financiar el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla creyéndonos el compromiso adquirido por la presidenta del PP de Cantabria, que luego faltó a su palabra y fue ninguneada y desautorizada por su partido en Madrid, puesto que no se incluyó ni un euro en el presupuesto del Estado de 2017".

De modo irónico, Sota ha sostenido que "es cierto" que el PP "sabe mucho" de deuda y de impuestos porque "en España el nivel de deuda pública ha batido marcas históricas y la Administración del Estado ha incumplido su objetivo de déficit", al igual -ha comparado- que hizo el Gobierno de Cantabria del PP en la anterior legislatura, que también incrementó la deuda en 1.350 millones de euros, más del doble de la que se encontró.

ATREVIMIENTO

Con estos antecedentes, Juan José Sota no entiende el "atrevimiento" de Ana Madrazo de hablar de deuda y ha afirmado que Cantabria siempre ha defendido un ajuste "suave" de la senda de estabilidad presupuestaria, que "sea real", "porque el PP conoce que el objetivo de déficit del Estado para este año del 2,3% del PIB es papel mojado, ya que en el último momento los prepuestos de 2018 incorporaron más gasto para conseguir el Gobierno Rajoy el apoyo de Ciudadanos y el PNV, mientras que la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha calculado que el presupuesto de 2018 tiene un déficit de 2,8% del PIB".

Esta circunstancia, ha añadido el dirigente socialista, ha llevado al Gobierno de España a pactar con Bruselas una nueva senda de estabilidad que impida un ajuste "excesivo" que pueda afectar a nuestro crecimiento y la creación de empleo.

A su juicio, a las cinco décimas más de margen en el déficit, dos para las comunidades autónomas, permitirán un ajuste "más suave" de las cuentas públicas, unos 2.500 millones de mayor disponibilidad de recursos a toda España y para Cantabria unos 26 millones de euros, que permitirán elaborar un presupuesto de 2019 "con más recursos para la prestación de servicios públicos básicos como la sanidad, la educación y las políticas sociales, a los que la región destina el setenta y cinco por ciento del gasto presupuestario no financiero".

Finalmente, el consejero ha puesto de manifiesto que el PP, después de casi siete años mandando en España, ahora pide que se apruebe con urgencia un nuevo sistema de financiación autonómica, algo que a su juicio "tuvieron que haber hecho en 2014 cuando gobernaban".

"No se entiende su postura a sabiendas de que no existe acuerdo entre las comunidades autónomas y las fuerzas políticas más representativas, con el añadido de la proximidad de las elecciones autonómicas que no contribuye al debate sereno que esta cuestión necesita", ha matizado Sota para finalizar.

Para leer más