Zapatero dice "sí" a la reforma de la Constitución pero no considera que sea "la gran urgencia" de España

Rodríguez Zapatero en la UIMP
EUROPA PRESS
Actualizado: martes, 18 junio 2013 20:16

El expresidente no cree que CiU "llegue al extremo" de la escisión de Cataluña


SANTANDER, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha apoyado este martes, en Santander, la reforma de la Constitución pero ha considerado que "no es la gran urgencia" que tiene en estos momentos España y que, a su juicio, es el paro.

Así lo ha manifestado Rodríguez Zapatero en la clausura del encuentro 'Crisis institucional española: ¿amenaza u oportunidad?' de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), donde a preguntas del moderador ha señalado que el paro es lo que "más ha golpeado" y lo "más dramático" en estos momentos.

Por ello, ha manifestado que en la actualidad el "gran debate es éste" y ha considerado que, hasta el momento, "no ha habido una receta suficiente, una política clara y nítida" que haya impedido que la tasa de paro de España "se eleve" por encima del 20 por ciento "cada vez que hay una crisis".

Además, Zapatero ha asegurado que "todas las medidas puestas encima de la mesa no han dado resultado" y ha incidido en que el "problema" del paro es de España. "Es nuestro, específico", ha dicho

Sobre la reforma de la Constitución, ha opinado que es "difícil" que los dos grandes partidos PP y PSOE lleguen a un consenso para la reforma constitucional, y, aunque él ha dicho "reforma sí", ha recordado que ésta "exige una mayoría muy amplia, es decir, que el consenso de los dos grandes es necesario, y no es fácil".

Además, el expresidente ha manifestado que, en su opinión, "las soluciones" que pudiese aportar la reforma "no hay que pensar que pudieran ser milagrosas", ha dicho, al tiempo que ha reiterado que esta reforma "no es la gran urgencia".

Preguntado por el fin del bipartidismo, Zapatero ha indicado que "no está en la Constitución ni es una imposición de Merkel, sino que es el fruto de las urnas". En este sentido, ha considerado que el PSOE tiene que recuperar "la confianza" de los ciudadanos.

También ha indicado que el secretario general socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, es ahora quien "tiene la iniciativa" del partido, y ha señalado que las primarias le parecen "bien" pero que "no es tarea fácil", por lo que ha llamado a los socialistas al "apoyo" al dirección del PSOE.

Sobre Rubalcaba y si será candidato, Zapatero ha manifestado que el socialistas cántabro "tendrá que hablar". "Pero como le conozco bien, hablará cuando tenga que hablar y que nadie le espere antes", ha dicho.

CATALUÑA

Por otro lado, el expresidente ha considerado "no creíble" el debate independentista del Gobierno catalán de CiU y cree que, a pesar de las "dificultades", no llegará a "una situación extrema".

Zapatero ha indicado que hay que "recuperar el diálogo y afectos" y que el Ejecutivo catalán debería aplicar "lo que es propio de un partido como CiU, un partido europeísta, de tradición democrática y defensor de la Constitución".

Además, ha reconocido que CIU "siempre ha sido un partido democrático y modernizador" por lo que no cree que "la cosa llegue al extremo". Y es que, a su juicio, a la sociedad catalana lo que más le preocupa son los problemas económicos de la comunidad y ha recordado a CiU que la mesa para dar solución a ese problema esta en Bruselas.

ESPIONAJE G-20

El moderador del encuentro también le ha preguntado por el espionaje a las delegaciones participantes en la cumbre del G20 que se celebró en Londres en 2009 que ha publicado el diario británico 'The Guardian'.

Así, Zapatero ha indicado que "para nada" se sintió espiado y ha manifestado que le sorprendería que el Gobierno Británico hubiera hecho algo así que "desbordaría las reglas de la lógica relación democrática y entre aliados" y más cuando, a su juicio, estas cumbres "sin bastante más transparentes de lo que parecen".

También ha manifestado no tener ningún información al respecto y espera que el Gobierno británico dé "una respuesta" al respecto. Y es que a Zapatero le "preocupa" la noticia porque él considera al Gobierno, la sociedad y la democracia británicas como "una gran democracia".

PROTESTAS EN LA CALLE

Rodríguez Zapatero también ha hablado de las protestas que se repiten diariamente en las ciudades españolas, sobre lo que ha considerado que "no debemos de ver en ello un riesgo ni que las instituciones sufran por eso" ya que, a su juicio, las reivindicaciones de los ciudadanos "se mimifican" en los programas electorales de los partidos políticos.

Además, ha opinado, desde su experiencia como presidente, que estas movilizaciones, son "un estímulo" para quienes gobiernan, así como una "obligación", porque a las reclamaciones de los ciudadanos es "donde se tiene que dar solución a los grandes temas" y ha recordado el movimiento de los colectivos homosexuales para conseguir el matrimonio y con ello el "avance en las libertades".

EUROPA

Sobre la Unión Europea (UE), el expresidente ha considerado que es "un proyecto clave" y que el euro es "irreversible, una decisión política histórica que no tiene marcha atrás". Si bien, ha opinado que es "evidente" que el euro tiene "algún problema de fabricación".

Y es que, a este respecto, Zapatero ha asegurado que, cuando la moneda única se puso en circulación, "nadie pensaba que un país de la UE iba a llegar a situación de bancarrota (Grecia), era impensable". "Era algo que no estaba previsto en ningún tratado, no había arquitectura jurídica ni experiencia política para afrontar eso", ha dicho.

Además, ante la crisis actual, el expresidente ha considerado que UE "tiene que acortar los plazos de la unión económica, bancaria y social" y que "la crisis va a ser la palanca para el acortamiento de plazos".

También se ha pronunciado sobre la troika, de quien ha manifestado que "no parece" que esté "dando resultados" por lo que "habrá que esperar". Además, ha aseverado su "confianza" en que la crisis se va a superar con "un euro y una Europa más unida".