Actualizado 07/03/2009 21:42

Unas 200 personas se concentran en Mota del Cuervo (Cuenca) contra la retirada de una cruz de los caídos

La convocatoria se desarrolla sin incidentes y sin la presencia de grupos de ultraderecha

CUENCA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

Unas 200 personas, según la Subdelegación del Gobierno en la provincia en Cuenca, se concentraron hoy de forma silenciosa y pacífica en la localidad conquense de Mota del Cuervo contra la retirada de una cruz de los caídos situada junto a la iglesia parroquial por parte del Ayuntamiento.

La concentración que se desarrolló sin incidentes, partió desde la Plaza Mayor hasta la iglesia parroquial, y fue convocada por el portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Mota del Cuervo, Miguel Antonio Olivares, en nombre de los vecinos del municipio molestos por la retirada de la cruz franquista.

En declaraciones a Europa Press, Olivares explicó que la concentración ha transcurrido "como nosotros deseábamos", es decir, sin incidentes y sin ningún tipo de problemas. Al final de la convocatoria se leyó un comunicado en el que se pedía respeto por los símbolos religiosos y se denunciaban las formas del equipo de Gobierno.

Olivares considera que las "cosas se deben consensuar y dialogar" y que se podría haber evitado la polémica si las cosas se hubieran hecho desde el sentido común. Asimismo, dijo que la cruz se podía haber mantenido en el lugar de siempre si el alcalde hubiera accedido a quitar con una pulidora la simbología franquista.

A su juicio, la retirada de la cruz a los caídos "no tiene ni pies ni cabeza" y todo "ha sido una cabezonería del alcalde". Además, aseguró que la retirada de dicho monumento ha creado malestar en el seno de algunas familias de Mota del Cuervo. Por último, dijo que el acuerdo plenario estuvo dirigido en todo momento por IU.

En declaraciones a Europa Press, el alcalde de la localidad, José Vicente Mota, de Izquierda Unida, recalcó que la concentración --que se desarrolló durante una hora y media--, transcurrió con "normalidad" y se congratuló de que la segunda convocatoria de carácter ultraderechista finalmente no haya encontrado ningún eco.

El alcalde volvió a insistir en que "respeta" el derecho de manifestación de los ciudadanos y respecto a las críticas lanzadas durante estos días destacó que "simplemente lo que hemos hecho ha sido aplicar la Ley de Memoria Histórica y dar cumplimiento a un acuerdo aprobado en el Pleno del Ayuntamiento de Mota del Cuervo".