Actualizado 30/10/2020 14:29 CET

Unas 90.000 familias vulnerables de C-LM se beneficiarán del bono social térmico

El consejero de Desarrollo Sostenible de C-LM, José Luis Escudero
El consejero de Desarrollo Sostenible de C-LM, José Luis Escudero - EUROPA PRESS

GUADALAJARA, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

Unas 90.000 familias de Castilla-La Mancha en situación de vulnerabilidad y con dificultades para aclimatar su vivienda o para utilizar la propia cocina se van a beneficiar del bono social térmico, que con una inversión de 7,7 millones de euros en total contempla ayudas que en irán desde los 70 a los 130 euros en un pago único que se hará efectivo antes de que acabe el año.

Así lo ha anunciado el consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, desde Guadalajara, donde ha explicado que este bono social térmico es complementario al bono social eléctrico, cuya tramitación arranca este viernes y realizan por vez primera las comunidades autónomas, que en el caso de Castilla-La Mancha ha querido darse mucha prisa con el fin de todas las familias afectadas puedan recibir la ayuda lo antes posible.

Así lo ha querido remarcar el propio consejero, consciente de las necesidades que sufren muchas personas, ya que de estas 90.000 que se van a beneficiar del bono, algo más de la mitad presentan situación de vulnerabilidad severa.

El consejero ha remarcado que se trata de un pago único anual que tramite por vez primera la comunidad y que va a complementar al bono eléctrico y "servirá para afrontar este periodo invernal", apuntando igualmente que, en todo caso, se trata de una ayuda compatible con otras.

Ha detallado que la cifra de 90.000 personas se ha calculado con datos a fecha de 31 de diciembre de 2019, y que para recibir la ayuda los beneficiarios no tienen que tramitar nada al respecto, ya que solo por el hecho de tener el bono eléctrico pueden beneficiarse también de este bono complementario con el que se quiere ayudar a las familias a afrontar no solo el coste de la electricidad sino de otros gastos como el gas de la cocina o el agua caliente.

Con respecto a los nuevos colectivos vulnerables que haya podido dejar la pandemia, aunque habrá quienes no estén incluidos entre estos 90.000, ya que los datos son de diciembre de 2019, el consejero ha remarcado el Gobierno central les permite acceder al bono social eléctrico y en el ejercicio 2021 tendrán acceso también al bono social térmico.

Este bono social se inserta dentro de las medidas urgentes de transición energética y de protección de los consumidores más vulnerables. Castilla-La Mancha es precisamente una de las cuatro comunidades autónomas de todo el territorio nacional que está participando en el proyecto Red de Puntos de Información al Consumidor Energético, un programa mediante el cual llevan a cabo acciones de asesoramiento en materia de energía doméstica a la ciudadanía.

CAPACITAR A LOS SERVICIOS DE CONSUMO

El consejero ha anunciado también que, en paralelo, desde el Gobierno de Castilla-La Mancha se está trabajando también para capacitar al personal de los servicios provinciales de consumo y de las oficinas provinciales de información al consumidor, cuyo trabajo ha querido resaltar.

"Desde el Gobierno de Castilla-La Mancha vamos a seguir priorizando el acompañamiento consumidores vulnerables y a seguir desarrollando las cuestiones que se contemplan en la Ley del Estatuto de las Personas Consumidoras", ha precisado el titular de Desarrollo Sostenible, refiriéndose a esta como una norma "innovadora y a la vanguardia en materia de consumo".

También ha avanzado la intención de su Consejería de reforzar el Servicio Arbitral de Consumo con el fin de canalizar cualquier tipo de litigio por la vía del acuerdo entre las partes, lo que incluye la pobreza energética y ha mostrado su orgullo por el apoyo a mujeres víctimas de violencia de género que sufren también vulnerabilidad energética.

Por último, ha puesto en valor la Guía de Eficiencia y Ahorro Energético en el Hogar que se ha presentado recientemente, una medida más para "seguir reforzando los derechos de las personas consumidoras de la región", ha subrayado.

De su lado, el director general de Agenda 2030 y de Consumo, Ramón Lara, ha indicado que entre este viernes y el lunes próximo se enviarán cerca de 90.000 cartas a los domicilios de las personas que hasta el 31 diciembre 2019 estaban de alta en el bono social eléctrico para informarles de la cuantía que van a recibir.

De las seis zonas climáticas que hay diferenciadas en España, la mayor parte de Castilla-La Mancha se sitúa en la D y varias zonas de Guadalajara en la D, eso significa que al ser zonas más frías, la cuantía que recibirán, que va desde los 25 a los 130 euros, en el caso de esta región irán de los 70 a los 130 euros, en un pago único.

En el caso de la provincia alcarreña, los beneficiarios que vivan en zonas frías como Sigüenza o Molina de Aragón percibirán la mayor cuantía de este bono social térmico ya afrontan necesidades térmicas mayores.
En el portal de consumo ya está la información para que una vez que hayan recibido las cartas en sus domicilios, las familias que no han dado el número de cuenta, puedan hacerlo.

En todo caso, desde la Consejería se ha insistido en que no hay que tramitar nada para recibir esta ayuda sino esperar a que llegue la carta y si tienen que aportar algún dato, hacerlo.

Para leer más