Publicado 05/10/2018 14:37CET

Colegio de Médicos de Toledo muestra la "solidaridad" del colectivo médico con el facultativo agredido en Santa Olalla

Concentración de condena
JUNTA DE PERSONAL

TOLEDO, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Colegio de Médicos de Toledo ha mostrado "toda la solidaridad del colectivo médico de la provincia" con el médico que ha sido agredido este pasado jueves en el Centro de Salud de Santa Olalla (Toledo) y ha vuelto a condenar este tipo de hechos que constituyen, ha dicho, "una auténtica lacra que empaña las relaciones médico-paciente y que constituyen un delito de atentado contra la autoridad".

Asimismo, la institución colegial toledana ha mostrado en nota de prensa su "repulsa más enérgica" ante este suceso y ha querido subrayar la necesidad de denunciar "siempre" estas agresiones llevadas a cabo por los propios pacientes o familiares de estos "que ponen en riesgo la seguridad que debe presidir la asistencia sanitaria".

En este sentido, desde el Colegio de Médicos de Toledo han pedido a todas las autoridades políticas, sanitarias y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que "sigan trabajando para garantizar que los sanitarios ejerzan su labor en las condiciones de máxima seguridad y en trasladar a la sociedad la idea de la tolerancia cero a las agresiones a sanitarios".

Así lo ha señalado la presidenta del Colegio de Médicos de Toledo, Natividad Laín, quien ha querido mostrar también su apoyo "no sólo al médico que fue golpeado, sino también a la médico residente y a la enfermera que sufrieron insultos y zarandeos".

Asimismo, esta organización ha querido recordar a todos los colegiados su compromiso de poner a su disposición los recursos jurídicos de la institución para tramitar las correspondientes denuncias y ha instado nuevamente a los facultativos a "protegerse y tomar las máximas medidas de precaución para preservar su propia seguridad y evitar en lo posible cualquier tipo de agresión".

EL PP EXIGE A LA JUNTA QUE GARANTICE LA SEGURIDAD DE LOS PROFESIONALES

De su lado el PP ha lamentado este hecho y ha mostrado su solidaridad con el médico agredido, exigiendo al Gobierno regional que "ponga en marcha ya medidas que garanticen la seguridad de los profesionales sanitarios".

La diputada regional Cesárea Arnedo ha recordado que su partido ya presentó en los presupuestos regionales iniciativas encaminadas para hacer frente a este problema "como dotar a todos los centros de salud del 'botón del pánico', sistemas de videovigilancia y, en los casos más delicados, seguridad privada en los consultorios locales que lo necesiten", según han informado los 'populares' en nota de prensa.

De esta manera, Arnedo ha lamentado que Castilla-La Mancha sea "la cuarta comunidad autónoma de toda España donde más agresiones sufren los profesionales sanitarios, mientras que el Gobierno de Page y Podemos miran para otro lado y no toman las medidas necesarias para velar por la seguridad de este colectivo".

CSIF INCIDE EN LA NECESIDAD DE "PREVENCIÓN"

Mientras, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) también ha condenado esta agresión y ha incidido en "la necesaria prevención de estos hechos", por lo que ha pedido al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) "que dote a los centros sanitarios de más medidas de seguridad para proteger debidamente a los profesionales".

El sindicato ha lamentado la "falta de medios" para evitar estas situaciones, "como la falta de cámaras de vigilancia y vigilantes jurados, la adaptación de los sitios de trabajo para abandonarlos con rapidez frente a una agresión o la implantación del denominado 'botón del pánico'".

"Además, dada la exposición de los profesionales sanitarios en los puntos de atención continuada, es obligado desarrollar un protocolo que facilite los pasos a seguir ante cualquier agresión", ha añadido.