Actualizado 26/08/2014 19:26 CET

Un combate de gladiadores en las I Jornadas Romanas de Ercávica

CUENCA, 26 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El yacimiento arqueológico de Ercávica, ubicado en la localidad conquense de Cañaveruelas, celebra este jueves sus I Jornadas Romanas, organizadas por el Ayuntamiento de la localidad, que pretende ponerlo en valor y potenciar su explotación desde el punto de vista turístico, según ha explicado el alcalde, Gregorio Villamil.

   En declaraciones a la prensa durante el acto de presentación de las jornadas, Villamil ha recordado que se trata de uno de los mayores yacimientos arqueológicos de la provincia de Cuenca y que la ciudad romana llegó a tener más de 23.000 habitantes, aunque, ha lamentado, "ha tenido un poco de mala suerte, porque siempre se ha considerado un lugar cerrado". Es por ello por lo que, ha asegurado, "nuestro objetivo ahora es abrirlo, no solo a la provincia de Cuenca, sino a nivel nacional".

   Es en este proyecto en el que se enmarcan las jornadas que tendrán lugar este jueves y que constarán de una visita guiada a las ruinas por parte del equipo de arqueólogos que se encarga de su explotación turística, un taller infantil de mosaicos, un combate de gladiadores o la presentación de un libro sobre la vida de un liberto romano en la ciudad de Cuenca.

   Unas jornadas que, según ha explicado el diputado de Cultura y Turismo, Francisco Javier Doménech, complementan a las actividades culturales que se realizan en el resto de yacimientos arqueológicos de época romana con los que cuenta la provincia, desde Valeria, a Noheda o Segóbriga, por lo que, ha reflexionado, "Ercávica no podía permanecer sin esa dimensión de dinamización que sea también un punto de atracción de visitantes".

FACTOR PEDAGÓGICO

   En la misma línea, y tras destacar las potencialidades turísticas y culturales de la provincia de Cuenca, el arqueólogo Daniel Cordero ha hecho hincapié "en el factor pedagógico" de unas jornadas que, ha revelado, "enseñarán cómo era la vida cotidiana romana" y están llamadas, ha augurado, "a convertirse en una invitación a disfrutar de un pasado tan importante".

   Un pasado en el que, ha señalado, Ercávica era, quizá, la villa romana más grande de la zona, que hoy cuenta, ha resaltado, "con unos vestigios arqueológicos de primer orden a nivel mundial" y en torno a la cual, ha avanzado, existe "un plan de difusión ambicioso y específico por primera vez en la historia".

   Un lugar, ha admitido, "que puede atraer a mucho público y que quizá hasta ahora no ha recibido el número de visitas que debería". Se trata, ha defendido, "del primer eslabón para crear una cadena de itinerarios culturales en una provincia con una gran riqueza en yacimientos romanos".

REHABILITACIÓN DE LA CASA DEL MÉDICO

   Tras cuatro años sin excavaciones arqueológicas, los trabajos en Ercávica se centran ahora en la consolidación del material encontrado, como es el caso de la rehabilitación de la 'domus IV', lo que podría ser la 'casa del médico'.

   Se trata de un hospital de más de dos mil años de antigüedad cuya rehabilitación, que se realiza con cargo al Plamit de Diputación, concluirá, previsiblemente, a mediados de septiembre y que forma parte del bloque de más de cuarenta iniciativas que se han ejecutado con cargo a este plan y del que quedan por finalizar algunas como la cubierta del yacimiento de Noheda, cuyo plazo de presentación de proyectos acaba este miércoles. Un plan que, según la institución provincial, ha permitido recuperar y poner en valor parte del patrimonio de Cuenca para consolidarla como destino turístico.

   A partir de ahí, en Cañaveruelas continuará la rehabilitación del monasterio servitano, que dio origen a las órdenes monacales en nuestro país, cuyo emplazamiento se creía en Xátiva, y que, tras ser descubierto por los agustinos, se recuperará con cargo al 1% cultural con la esperanza, según el alcalde de Cañaveruelas, de que allí se encuentre el Santo Grial, que, ha anunciado, va a buscar en su pueblo, "aunque no quiere decir que esté, pero tengo derecho a buscarlo".