Actualizado 10/07/2015 11:16 CET

Page dice que son los técnicos "los que darán fe" de las cuentas de C-LM

TOLEDO, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asegurado que son los técnicos "los que darán fe de verdad" de cuáles son las cuentas de la región y "ni notarios ni leches". "Las cuentas no es lo que diga" el exconsejero de Hacienda, Arturo Romaní, ni el consejero entrante, Juan Alfonso Ruiz Molina, "es lo que dicen los técnicos", ha apuntado.

   En una entrevista en 'Las mañanas de RNE', recogida por Europa Press, García-Page ha reaccionado de esta manera en el día en el que el exconsejero de Hacienda del Gobierno de María Dolores de Cospedal va a comparecer ante notario para hacer entrega de las cuentas de Castilla-La Mancha.

   En opinión del presidente de Castilla-La Mancha, Romaní lo que quiere es "una foto" y no entiende que la expresidenta de la región María Dolores de Cospedal "se haya negado en redondo" a reunirse con él y "ahora se pongan tan nerviosos".

   Asimismo, ha manifestado que el notario en España, "que es un oficio muy respetable", lo que "hace es que da fe de que le están llevando unos papeles", pero "a estas alturas --ha dicho-- es absurdo desconfiar de la cantidad de interventores" que hay.

   Igualmente, ha destacado que "para hablar de tranquilidad en las cuentas, Cospedal tenía que haber empezando pidiendo disculpas por suprimir la Sindicatura de Cuentas, que es el Tribunal de Cuentas de Castilla-La Mancha, que es quien tiene que dar fe, ni notario ni leches, de verdad de cuáles son las cuentas" de la región.

   Además, cree que Romaní "no tiene necesidad ninguna de hacerse fotos y hablar de cara a la galería" porque "las cuentas se van a saber", recordando que en su discurso de investidura comprometió un debate monográfico sobre la realidad de la región "con transparencia para todos". "Si quieren invitamos a 50 notarios en el salón de plenos", ha bromeado.

TRASPASO DE PODERES

   Después de que Romaní haya criticado que Juan Alfonso Ruiz Molina se ha negado a realizar cualquier clase de traspaso de poderes, el presidente de Castilla-La Mancha ha recalcado que "si alguien quiere hablar de traspaso que empiece por reconocer" que él pidió una reunión con todos los dirigentes políticos, empezando por Cospedal, y "se negó en redondo".

   En esta misma línea, ha explicado que "propiamente traspaso de poderes no hay" porque "en realidad la Administración pública tiene unos profesionales extraordinarios y se supone que lo son en la medida en que además garantizan que haya o no cambio de gobierno, lo sustancial, lo que necesita continuar, esta siempre ahí".

   De todos modos, ha anunciado que va a citar a Cospedal "dentro de unos días" porque, aunque "estos cuatro años han sido duros y ha habido mucha hostilidad política", cree que "es bueno que, incluso habiendo tenido unas relaciones muy tensas" esto "deje de ser así" y comience "una etapa distinta".