Actualizado 18/05/2018 15:22:49 +00:00 CET

Calculan que la entrada de Ceuta en la Unión Aduanera haría caer un 0,25% el PIB de todo Marruecos

Puerto de Ceuta
Archivo

CEUTA, 18 May. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Pública de Desarrollo de Ceuta (Procesa) ha elaborado un informe sobre la posible integración de la ciudad autónoma en la Unión Aduanera europea, opción sobre la que el Gobierno autonómico que preside Juan Vivas (PP) se ha mostrado "partidario", en el que alerta de que "nuestra falta de acervo comunitario, nuestra especial singularidad, nuestro reducido tamaño y nuestra escasa presencia en los lobbys europeos", así como la necesidad de contar con la opinión de Marruecos, hacen "dudar" de la conveniencia de tomar esa decisión.

El dictamen, a cuyo contenido íntegro ha tenido acceso Europa Press, alerta de que "si no se produjeran especificidades y en el peor de los escenarios posibles", el único que contempla, a nivel interno la ciudad autónoma sufriría "una retracción económica de 103 millones; una contracción del PIB del 6,2 % y la pérdida de 1.400 empleos regulares".

Además, Procesa avisa de que con la integración "podríamos poner a Marruecos en una situación excepcional" porque "el PIB de la región de Tánger-Tetuán caería un 3,5% y el de todo el país, un 0,25%".

"Nuestras economías están interrelacionadas y las relaciones existentes no tienen solamente su explicación en el diferencial de IVA y aranceles sino también en razones de empleo y, sobre todo, de necesidad de cubrir una demanda cada vez mayor de artículos básicos en un país en pleno desarrollo", remarcan los autores del informe.

Para la sociedad pública, "el crecimiento de la economía de Marruecos beneficia a España, así como el del Reino alauita se beneficia de la existencia de una ciudad que va a seguir contribuyendo a la estabilidad del norte". Actualmente Ceuta recibe cada día un volumen de personas "equivalente al 22% de la población local [unos 85.000 habitantes]".

"Más de 8.500" lo hacen "a realizar actividades con impacto en la economía de Ceuta, la mayoría de ellas sin contrato" pero dentro de la Unión Aduanera se perdería alrededor de 5.000 de esos puestos de trabajo irregulares, lo que también "encarecería el coste de la vida en la ciudad autónoma".

Desde el punto de vista de Procesa "los cambios estructurales artificialmente creados pueden provocar tensiones económicas a ambos lados de la frontera, por lo que sería más deseable que, si se producen, tengan el mayor nivel de consenso posible" dado que, además, "en esta ecuación existe, por nuestra situación geoestratégica, un tercero, Marruecos, que además de ser un socio preferente de la UE es aliado y a su vez objeto y objetivo de las consecuencias de las medidas que se adopten".

El estudio asume que Ceuta no tiene actualmente prácticamente nada que importar al territorio europeo y concluye que "parece necesario, por razones de competitividad geoestratégica y en virtud de los cambios de nuestro entorno, realizar propuestas de mejora sobre la situación actual que preparen nuestro futuro generando más y mejores condiciones para una posible futura integración".

Para leer más