Herido un guardia civil en la frontera de Melilla de forma involuntaria

Actualizado 01/04/2015 19:56:37 CET

MELILLA, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Un guardia civil ha resultado herido en Melilla al sufrir "una agresión involuntaria" con un objeto punzante cuando se encontraba de servicio, regulando y ordenando el tráfico de mercancías por la frontera entre Melilla y Marruecos, en el puesto de Barrio Chino, por parte de cientos de marroquíes que compran artículos en la ciudad española que luego revenden en su país a un mayor precio.

   Según ha informado la Delegación del Gobierno, el agente sufrió lesiones en una mano "cuando intentó mediar en una discusión con una porteadora que se saltó el orden en la fila de salida hacia Marruecos". Así, ha detallado que, "involuntariamente, uno de los porteadores que cooperan en poner orden en las citadas filas de salida a Marruecos le originó (al guardia civi) una herida incisa en la mano izquierda, con un objeto punzante que pretendía utilizar para desbaratar el bulto de la porteadora y obligarla así a retomar la fila en el lugar que le correspondía".

   El delegado del Gobierno en Melilla, Abdelmalik el Barkani, se ha interesado por el estado de salud del guardia, que recibió una sutura primaria en el Hospital Comarcal. Asimismo, ha lamentado lo sucedido, al tiempo que ha reiterado "su apoyo una vez más a la Guardia Civil en los difíciles cometidos que cumplen en los distintos pasos y vallado fronterizo de Melilla".

   El Barkani ha asegurado que, gracias a la cooperación con la Ciudad Autónoma, "está previsto que se inicien obras de mejora y adecentamiento de los accesos tanto al paso fronterizo de Barrio Chino como al de Farhana". Estas obras se realizarán con el fin de atender las peticiones de los funcionarios de seguridad que cumplen servicio en dichos puestos, atender también las peticiones de los propios porteadores y evitar el caos circulatorio que suele producirse en torno a la frontera de Farhana.

Para leer más