Imbroda participa en un homenaje a los tres guardias civiles de Melilla asesinados por ETA

El presidente de Melilla en un homenaje a guardias civiles asesinados
GUARDIA CIVIL
Publicado 03/11/2018 17:26:19CET

MELILLA, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Melilla, Juan José Imbroda (PP), ha participado en el homenaje que ha brindado la Comandancia de Melilla en el cementerio a los tres guardias civiles melillenses asesinados por ETA en la historia de la banda terrorista.

En primer lugar, una nutrida representación del Instituto Armado encabezada por su coronel jefe Antonio Sierras, ha realizado una ofrenda y depósito de una corona de laurel en el monolito de la Comandancia "a todos los héroes que han dado su vida por la Patria", con la presencia de la Escuadra de Honores, Guión de la Comandancia y formación de la Unidad.

Acto seguido, la comitiva se ha desplazado al cementerio de la Purísima, donde se ha integrado en los actos programados por la Ciudad Autónoma y Comandancia General, para rendir honores a los caídos en acto de servicio.

La Comandancia de Melilla cuenta en el camposanto con el enterramiento de tres guardias civiles caídos en acto de servicio, todos ellos asesinados por la banda terrorista ETA, tratándose de los guardias civiles Juan Antonio Díaz Román, Juan Ramón Joya Lago y Antonio Molina Martín.

En un acto en el cementerio de la Purísima Concepción, el presidente melillense y la comitiva de honores de la Comandancia se han desplazado a cada uno de los enterramientos, donde se ha depositado una ofrenda floral, en compañía de sus familiares y se ha rezado un responso por su eterno descanso.

Este año, en el itinerario rotativo marcado, la comitiva de autoridades se ha desplazado hasta el enterramiento del guardia civil Antonio Molina Martín, asesinado por ETA en la localidad de Collado Villalba (Madrid) en el año 2002.

En todos los actos programados y llevados a cabo se ha contado con la presencia de familiares de las víctimas, amigos y otros seres queridos, que de esta forma han querido mostrar su afecto y cariño, y honrar a las víctimas.