Publicado 21/01/2014 17:40CET

Científicos exigen al Gobierno un aumento "urgente" de plazas para investigación

MADRID, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Jóvenes Investigadores (FJI/Precarios), ha denunciado que las ayudas para doctores, tecnólogos y personal de apoyo del Ministerio de Economía e Innovación "condenan a la precariedad a los jóvenes investigadores". Por ello, exigen al Ejecutivo una rectificación en su política y solicitan "urgentemente" un aumento de las plazas ofertadas en estos programas.

Del mismo modo, han pedido la interrupción de "la política de expulsión indiscriminada del sistema de I+D a los postdoctorales seniors, atendiendo a la necesidad de planificar el relevo generacional en la carrera investigadora".

En un comunicado, la FJI/Precarios apunta que el último día del año se publicó en el BOE la convocatoria de ayudas del Programa Estatal de Promoción del Talento y su Empleabilidad correspondiente al año 2013, con más de 14 meses de retraso con respecto a las del 2012, que, a su vez, se convocaron 10 meses después de la fecha tradicional en todos los años anteriores.

Esta situación la vivió también la convocatoria de proyectos de investigación, "retrasada sistemáticamente, ante el estupor de la comunidad científica", según señala, para añadir que los investigadores han denunciado en varias ocasiones los retrasos en la resolución de las ayudas.

Para la federación, la incapacidad de planificación de los gestores de la I+D+i estatal, agravada sobremanera por las restricciones burocráticas impuestas por el Ministerio de Hacienda, son "un grave lastre para la ciencia española, especialmente para los jóvenes investigadores, que dependen en gran medida de estas convocatorias externas para su sustento personal y profesional".

UN "SUICIDIO" CON "GRAVES CONSECUENCIAS"

Así, critican que "las ayudas convocadas el día 31 son manifiestamente insuficientes" ya que el programa Ramón y Cajal oferta apenas 175 "míseras" plazas para todas las áreas científicas, consolidando el recorte de la convocatoria del 2012. "Sirva como contraste que Portugal, con menos de un cuarto de la población española, un sistema científico mucho más modesto e inmerso en un rescate financiero, ha formalizado 210 contratos en 2013, dentro de un programa semejante", apunta FJI/Precarios.

En este sentido, apuntan que con la elevada edad media de los investigadores de plantilla, con un horizonte de jubilaciones masivas dentro de pocos años, y con la congelación de la Oferta Pública de Empleo, restringir esta vía de entrada de nuevos talentos es "un suicidio que tendrá graves consecuencias en la cantidad y calidad de los recursos humanos en investigación en las próximas décadas".

Del mismo modo, indica que el nuevo Plan Estatal de I+D oficializa la puesta en marcha de dos nuevas ayudas de 2 años de duración cada una para investigadores que hayan acabado su tesis doctoral recientemente. "Lamentablemente, el Gobierno sigue sin admitir ni resolver el tapón generacional que ha provocado la política de I+D en los últimos años, en la que se sigue expulsando de nuestro sistema de I+D a los investigadores postdoctorales con mayor experiencia", dice el texto.

Finalmente, los jóvenes investigadores "exigen al Gobierno que quede sin efecto la exigencia de cofinanciación, por lo menos hasta que se recupere la normalidad presupuestaria en I+D", añaden.

Esta denuncia se debe a que, desde el año pasado, las ayudas postdoctorales exigen una cofinanciación por parte de los centros que contratarán a los beneficiarios. Para la FJI/Precarios, "en el momento actual es un gravísimo error introducir ese requisito, cuando muchas universidades tienen dificultades para hacer frente incluso a los gastos corrientes".