Fósiles de macaco descubiertos en el fondo del Mar del Norte

Actualizado 11/02/2019 14:57:11 CET
Restos de canino superior izquierdo fosilizado de un macaco
S. DÖRING, SENCKENBERG WEIMAR

   MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Dientes fósiles de varios monos, con un parecido sorprendente con los modernos macacos de Berbería que aún se encuentran en Gibraltar, han sido extraidos del lecho del Mar del Norte.

   Constituyen la primera evidencia fósil de monos del Viejo Mundo de la familia guenon (Cercopithecidae) en la región del Mar del Norte. Los dientes de primate se desenterraron durante la acumulación artificial de arena para la extensión del puerto "Maasvlakte 2" cerca de Rotterdam, en los Países Bajos.

   El estudio fue publicado recientemente en la revista científica Revue de Paleobiologie por un equipo germano-holandés de científicos dirigido por Jelle W.F. Reumer, de la Universidad de Utrecht

   Con restos de rinoceronte lanudo, alces de frente ancho, leones cavernarios y elefantes con colmillos rectos, el fondo del Mar del Norte ha sido considerado como uno de los sitios fósiles más importantes para la reconstrucción de la vida en Europa de los períodos glacial e interglacial durante la Edad de Hielo, y ahora se puede ampliar agregando una especie de macaco.

   En el estudio, el equipo pudo asignar varios dientes fósiles del Mar del Norte, así como un fragmento de una mandíbula inferior a la especie de macaco Macaca sylvanus. Los descubrimientos datan de diferentes períodos interglaciales durante la Edad de Hielo.

   Los fósiles fueron recuperados del Maasvlakte 2, una isla artificial con modernas instalaciones industriales y portuarias cerca de Rotterdam. Para construir el Maasvlakte 2, se aspiró una mezcla de arena y agua del fondo del Mar del Norte a una distancia de 10 a 20 kilómetros y se roció sobre la isla artificial con una presión extremadamente alta. Los ventiladores de pulverización gigantes resultantes a menudo causan la formación de arco iris.

   "En este proceso, los fósiles se transportan con frecuencia desde el fondo del mar hasta la isla, donde son recolectados por especialistas", explica Reumer, y agrega: "De esta manera, también pudimos obtener dientes de macaco extremadamente raros ".

   Pero, ¿cómo los huesos de los mamíferos terrestres de la Edad de Hielo terminaronj en el fondo del Mar del Norte? La región que hoy es el Mar del Norte solo se inundó una vez que los glaciares de la Edad de Hielo comenzaron a derretirse, y el Canal de la Mancha se abrió al mar. Antes de ese momento, la topografía del noroeste de Europa estaba influenciada principalmente por los cambios en el nivel del mar, lo que a su vez estuvo determinado por las condiciones climáticas. La retención de un enorme volumen de agua en los glaciares de la Edad del Hielo provocó que el nivel del mar cayera hasta 120 metros durante el período de máxima glaciación en el último período glacial, hace un poco más de 20.000 años.

   Grandes partes del Mar del Norte actual también se secaron y podrían estar habitadas por animales terrestres. Son la fuente de los huesos que ahora encontramos en el fondo marino. También ocurrieron eventos similares en períodos anteriores.

   Los macacos modernos son escaladores que prefieren los paisajes rocosos. Sin embargo, tales formaciones rocosas no existían durante la Edad de Hielo en el área del actual Mar del Norte. El equipo de científicos asume que los animales de aproximadamente 70 centímetros de largo encontraron refugio en los árboles. Por lo tanto, es lógico pensar que el hábitat de los macacos, cubierto por el agua y los sedimentos de hoy, debió haber estado al menos parcialmente forestado.

   "Desafortunadamente, no podemos determinar la edad de los dientes con absoluta certeza, ya que los fósiles ya no pueden asignarse a su capa de sedimento original. Un fragmento de la mandíbula inferior que incluye una muela del juicio probablemente data del Interglacial Eemiano, de hace entre 126.000 a 115.000 años. Debido a su mineralización intensiva, es probable que los otros dos fósiles sean mucho más antiguos ", según Reumer, quien agrega:" Los nuevos descubrimientos son una prueba de que el Mar del Norte todavía tiene muchos secretos".

Contador