Tres proyectos valencianos, en la semifinal europea de los premios Fundación Mapfre a la innovación social

Publicado 03/07/2019 17:07:34CET
RITHMI, una pulsera inteligente que previene el ictus y cuida el corazón
RITHMI, una pulsera inteligente que previene el ictus y cuida el corazónCEDIDA FUNDACIÓN MAPFRE

VALENCIA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Tres proyectos de la Comunitat Valenciana estarán presentes este jueves, 4 de julio, en la semifinal europea de la segunda edición de los Premios a la Innovación social que acogerá la sede de la Fundación MAPFRE en Madrid.

En total, tres de los nueve proyectos candidatos --Rithmi, Fallskip y Green Urban Data-- han sido diseñados y desarrollados en la Comunitat Valenciana, "lo que pone de manifiesto el gran potencial innovador de la región", destacan los impulsores de la convocatoria en un comunicado.

Los Premios Fundación Mapfre a la Innovación Social es una iniciativa promovida junto al IE University, entidad colaboradora de estos galardones, con el objetivo de reconocer soluciones innovadoras, con alta capacidad de transformación social y de impacto global, y con un objetivo común: mejorar la vida de las personas.

La convocatoria, que acoge las propuestas de tres regiones, Brasil, resto de LATAM y Europa, ha recibido en esta edición un total de 230 proyectos creados por científicos, investigadores, emprendedores y estudiantes de universidades y escuelas de negocio de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Dinamarca, Guatemala, Luxemburgo, México, Portugal, Reino Unido y España.

Fundación MAPFRE ha optado por tres temáticas centrales esenciales para el progreso social: e-Health (mejora de la salud y tecnología digital), Insurtech (innovación aseguradora) y Mobility (movilidad y seguridad vial).

Un comité formado por expertos de Fundación MAPFRE e IE University ha elegido los 26 proyectos con mayor potencial de impacto social y ha valorado la capacidad y experiencia de los interesados a la hora de desarrollar la idea y de demostrar con pruebas piloto o prototipos que han llevado a cabo, que el proyecto puede ser una realidad.

Muchos de los proyectos clasificados han competido recientemente en Ciudad de México (6 de junio) y Sao Paulo (13 de junio). La gran final se celebrará el 10 de octubre en Madrid en la que los 3 mejores emprendedores obtendrán un premio individual de 30.000 euros para financiar e impulsar su proyecto.

PULSERA INTELIGENTE

Rithmi, uno de los tres semifinalistas en la categoría de e-health (mejora de la salud), es una pulsera wearable inteligente y no invasiva que puede detectar una fibrilación auricular y de esta manera ayudar a prevenir un ictus en tiempo real. Es el primer dispositivo del mercado que monitoriza al paciente durante 24 horas al día.

El dispositivo ha sido ideado y desarrollado al cien por cien en la Comunitat Valenciana. Tras la realización de pruebas de control con pacientes del Hospital la Fe de Valencia, se estima su salida al mercado este año y sus planes para dar el salto internacional están previstos para 2020. No han estado solos en el proceso por el apoyo recibido de universidades, instituciones médicas y tecnológicas y han recibido importantes ayudas de CTDI y de la Comisión Europea.

La innovación, diseñada por un grupo de emprendedores TIC y de cardiólogos, nace como un paso más en la prevención del ictus, un problema que afecta en España a 130.000 personas cada año y es la primera causa de mortalidad cardio vascular en la mujer y la segunda en el hombre

Por su parte, Fallskip es también aspirante en la categoría de e-health y permite al profesional sanitario obtener, de forma precisa y en poco más de dos minutos, una valoración objetiva del riesgo de una persona a sufrir una caída atribuible a su estado funcional que, según la OMS es la segunda causa de muerte en adultos mayores.

Investigadores del Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV), dentro de su línea de investigación en personas mayores, ha desarrollado esta aplicación móvil que permite medir el riesgo de caída de una persona mayor; también han determinado un protocolo clínico a partir de una modificación del test Time up & Go (TUG) con el fin de obtener un índice del riesgo de caída sencillo y fiable. Este índice se elabora a partir de registros biomecánicos que han permitido definir un modelo de clasificación del riesgo de caída. Este modelo se basa en el patrón de marcha, equilibrio, potencia muscular y variables temporales.

Está demostrado que la puesta en marcha de medidas preventivas reduce entre un 30 y 40% el riesgo de accidentes. El dispositivo ya se puede encontrar en el mercado.

Por último, Green Urban Data es el candidato valenciano en la categoría Insurtech (innovación aseguradora y protección social), es un software que, a través de indicadores ambientales o reguladores de temperatura, permite conocer el estado medioambiental de las ciudades para tomar decisiones y priorizar estrategias contra el cambio climático.

La empresa nació en 2017 y ya hay cinco municipios, entre ellos la ciudad de València, que cuentan con sus datos y sus recomendaciones de actuación para regular la contaminación, la salud de las zonas verdes, focos de temperatura excesiva, ahorro de agua y energía o marcar las rutas más saludables de la ciudad.

Alejandro Carbonell estudió arquitectura en València con José Miguel Ferrer y los dos pusieron en marcha esta empresa de big data medioambiental, "Recogemos información a través de las imágenes por satélite. Gracias a ellas se pueden planificar estrategias sostenibles y determinar cuál es la más adecuada. Por ejemplo, localizamos espacios verdes con un mantenimiento deficitario, zonas con un alto consumo energético o con poca vegetación o comparamos la calidad del aire entre barrios", indican sus creadores.

Para leer más