Actualizado 25/06/2014 13:03 CET

El 64,9% de los hogares de la Comunitat sufren algún tipo de exclusión social, según Cáritas

Presentación de la Memoria Institucional de Cáritas 2013
EUROPA PRESS

VALENCIA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El 64,9 por ciento de los hogares de la Comunitat Valenciana sufren algún tipo de exclusión social y se encuentran en una situación de "mayor vulnerabilidad", frente al 35,1 por ciento restante, que están "plenamente integrados", según muestra Cáritas en el avance de resultados del informe de la exclusión social en el territorio valenciano.

Así lo ha indicado la secretaria general de Cáritas Diocesana de Valencia, Fani Raga, en rueda de prensa en la que ha presentación de la Memoria Institucional de actividades de 2013, donde también ha avanzado algunos datos del informe sobre exclusión social. En este sentido, la organización eclesiástica en la Comunitat atendió a más de 106.000 personas en 2013, un 4,8 por ciento más que el año anterior.

En dicho documento, elaborado por la entidad diocesana, se muestra también que de las familias que presentan mayor vulnerabilidad, un total de 218.000 hogares presentan una situación de exclusión severa y se sitúa en el 11,5 por ciento, 2,7 puntos por encima de la media estatal. Además, el 14,5 por ciento presenta una exclusión moderada y el 39 por ciento una integración precaria.

Para medir la situación de exclusión social se han utilizado 35 indicadores divididos en tres apartados: económico, político y social. Así, se tienen en cuenta aspectos como que el sustentandor principal de la familia se encuentre en paro desde hace más de un año, miembros sin prestaciones por desempleo o con un empleo irregular. También hogares con ingresos inferiores el 30 por ciento de la renta familiar media --pobreza extrema--, con menores no escolarizados o sin completar la ESO; en infraviviendas, sin cobertura sanitaria y malas relaciones familiares, entre otros.

De esta manera, desde Cáritas han expresado su preocupación por el escenario de "pobreza creciente y derechos menguantes" en la sociedad actual. Además, advierten de que son "insuficientes" los recursos que se destinan para atender a este segmento de la población. Sin embargo, "la situación se puede revertir si se ponen objetivos más sociales y menos políticos" en el ejercicio efectivo de la administración de recursos, ha apuntado Fani Raga.