Actualizado 18/12/2009 18:38 CET

Cultura.- Manuel Gutiérrez Aragón inicia su carrera literaria con una novela sobre "la vida" que desemboca en el 11-M

El ex cineasta presenta en Valencia 'La vida antes después de marzo'

VALENCIA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ex cineasta Manuel Gutiérrez Aragón anunció el año pasado que abandonaba definitivamente el mundo del cine para centrarse en lo que siempre quiso hacer, escribir novelas. Y el resultado de su nueva profesión como "escritor rezagado" es una historia que "habla sobre la vida" y trata sus "grandes temas universales", además sobrevolar cuestiones como el proceso de culturización o el fanatismo hasta desembocar en los atentados del 11-M.

Gutiérrez cuenta así 'La vida antes de marzo' a través de dos extraños que se encuentran en un tren que nunca para y que atraviesa toda Europa desde Bagdad hasta Lisboa. Un recorrido en el que acabarán por contase el uno al otro las historias de sus vidas, su amoríos, su temores, sus recuerdos... hasta que el azar les lleva a un punto en común en el que confluirán: la tragedia del 11-M.

Para ello, el autor se sitúa en el año 2024 y se distancia de ese momento de historia, antes del cual "nada era igual" como que tampoco "nada volverá a ser igual después". Es un particular "punto de partida para hablar del presente como si fuera pasado", señaló hoy el autor durante la presentación de la novela.

Ganadora del premio Herralde, la Filmoteca de Valencia fue el escenario a caballo entre la literatura y el cine elegido por Gutiérrez para 'La vida antes de marzo', junto al escritor Alfons Cervera y José Antonio Hurtado por la Filmoteca.

Gutiérrez Aragón confesó que con 'La vida antes de marzo', espera marcar un "antes" dedicado al cine y un "después" como novelista. "Ahora soy lo que siempre que querido ser: un escritor". Desde Bachiller lo quería", aseguró. Sin embargo, cuando fue a matricularse de periodismo, el recinto estaba cerrado y se matriculó en la escuela de cine, del que se fue "intoxicando" poco a poco, recordó.

Según dijo, sus compañeros le veían como un "intruso" en el mundo cinematográfico y le costó "grandes esfuerzos" que lo aceptaran como director, algo irónico teniendo en cuenta ahora lo que "cuesta es convencer de que no soy un director que escribe novelas, sino un escritor rezagado", remarcó.

Gutiérrez aseguró que "tenía muchas ganas" de escribir, algo que no había hecho antes porque cuando carga "las pilas de la creación", es para el cine o para la literatura, ya que afirmó no tener fuerzas para ambas disciplinas artísticas a la vez.

El ex cineasta confesó estar lleno de "gozo" tras escribir 'La vida antes de marzo', un proceso en el que le ha "rejuvenecido", ya que empezar un proyecto nuevo ha sido para él "como volver a la adolescencia", aseveró.

Tanto es así que garantizó que "nunca" hará una película sobre esta novela. Para el autor novel, "sería una maldición volver a cargar las pilas para pensar de otro modo", es decir en modo cinematográfico.

Por el contrario, en su nueva profesión, Gutiérrez Aragón avanzó que ya está preparando su próxima obra literaria cuyo título tiene pensado que se 'Virtud y fortuna', nombre que no le gusta mucho a su editor, y que podría variar, advirtió.

Por su parte, Alfonso Cervera destacó la importancia de "lo que no está escrito" en la novela, y que es de lo que verdaderamente trata. Este tipo de elipsis o puntos suspensivos, ya eran utilizadas en la obra cinematográfica de Gutiérrez y ahora alcanzan mayor relevancia.

A través de sus líneas, se camina por el proceso de culturización, por el fanatismo, por los trenes del 11-M,... y se plantean muchas posibilidades a través de la ciencia ficción que "siempre deja claves pendientes" en el lector, como hacen "las buenas historias", sentenció.

Desde la Filmoteca, Hurtado subrayó la relación que siempre ha unido al ex cineasta con este espacio, desde su amistad con el fundador de la misma, Ricardo Muñoz Suay, hasta el estreno de alguna de sus películas en el recinto valenciano y el pase de ciclos que han repasado su trayectoria.