Actualizado 03/02/2021 10:40 CET

Desarrollan un nuevo test de la seroprevalencia frente al SARS-CoV-2 de "bajo coste y alta fiabilidad"

Investigador UPV
Investigador UPV - UPV

   VALÈNCIA, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Personal investigador de la Universitat Politècnica de València (UPV), perteneciente al Centro de Investigación e Innovación en Bioingeniería (Ci2B), en colaboración con la Fundación Fisabio- Hospital Universitario Doctor Peset de València, ha desarrollado un nuevo test inmunológico tipo 'Elisa' para estudiar la seroprevalencia frente al SARS-CoV-2.

   El test, en fase de prototipo, permite la detección de anticuerpos IgG e IgM frente al virus a partir de muestras de suero humano. Destaca por su bajo coste respecto a otros similares ya existentes en el mercado, además de por su alta sensibilidad y fiabilidad (características estas propias de los test Elisa), destacan los responsables del proyecto.

   La validación del test 'Difelisars' se llevará a cabo entre personal de la Universitat Politècnica de València y el Hospital Universitario Doctor Peset de València; en concreto, se analizarán un total de 200 muestras. El equipo de investigadores valencianos estudiará también diferencias en la respuesta inmunitaria generada --es decir, los niveles de anticuerpos-- entre hombres y mujeres a partir de las muestras de suero analizadas.

   En su estudio, el equipo de la UPV-Hospital Universitario Doctor Peset ha trabajado inicialmente en la recolección, preparación y caracterización de aproximadamente 50 muestras de sueros de pacientes para ser utilizadas como controles positivos y negativos de Covid-19. Posteriormente, se ampliará la toma de muestras hasta completar las 200 para realizar los estudios de seroprevalencia.

   El test ofrece una señal colorimétrica, proporcional a la concentración de dichos anticuerpos, y permite caracterizar la muestra por comparación con los controles positivos y negativos.

"SEGUIMIENTO SENCILLO"

   "La disponibilidad de un test de estas características adquiere en estos momentos y a partir de ahora una importancia capital, puesto que permitiría el seguimiento sencillo, con alta fiabilidad y a bajo coste, de la respuesta individual de cada sujeto en la campaña de vacunación masiva actualmente en curso", apunta, en un comunicado, el director de la Línea de Inmunotecnología del Ci2B de la Universitat Politècnica de València, Ángel Montoya.

   El proyecto se enmarca dentro del programa de investigación sanitaria Polisabio 2020, impulsado por la UPV y la Fundación Fisabio. Por parte de la UPV, junto al investigador principal, Ángel Montoya, participa también Juan José Manclús, que cuentan además con la colaboración del Servicio Integrado de Prevención y Salud Laboral de la propia UPV.

   Por parte de Fisabio-Hospital Universitario Doctor Peset, participa como investigador principal Guillermo Sáez Tormo, jefe clínico del Servicio de Análisis Clínicos, con la colaboración de Nuria Estañ, jefa del citado servicio y Juan Alberola, del Servicio de Microbiología de este hospital público valenciano.

   Los test tipo Elisa se aplican desde hace décadas en diversos ámbitos del diagnóstico biomédico y destacan por su alta sensibilidad y fiabilidad. Además, permiten analizar un elevado número de muestras simultáneamente --hasta 120 muestras en 180 minutos-- lo que refrenda su idoneidad para muestreos amplios de población, como los estudios de seroprevalencia.

   "Si bien ya existen algunos Elisas comerciales para la detección de anticuerpos frente a SARS-CoV-2 en hemoderivados humanos, su precio es todavía elevado y su disponibilidad real escasa, dado que gran cantidad de instituciones y administraciones de todo el mundo están intentando adquirirlos simultáneamente para llevar a cabo sus programas de vigilancia frente a la Covid-19", señala Ángel Montoya

   "Para hacer frente a ello, trabajamos en este proyecto, con la puesta a punto de este test de bajo coste basado en inmunorreactivos comerciales ya existentes, que podría contribuir a facilitar los estudios de seroprevalencia frente al virus, diferenciando entre sexos, en nuestros entornos más cercanos", concluye.