Detenido un joven por robar más de 900 euros de las taquillas de un gimnasio de Elche

Taquillas donde robó el joven
GUARDIA CIVIL
Actualizado 05/11/2017 10:59:30 CET

ALICANTE, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 29 años por presuntamente sustraer más de 900 euros en efectivo del interior de las taquillas de un centro deportivo de un camping de Elche (Alicante). El joven, vecino de Madrid, veraneaba en la vecina localidad alicantina de Guardamar, y llevó a cabo cinco robos en el gimnasio, aunque el número de perjudicados es mayor.

Este usuario del centro logró hacerse con la copia de las llaves de las taquillas para sustraer el dinero en efectivo que los clientes hubieran dejado en el interior, según ha informado el instituto armado en un comunicado.

La investigación arrancó el pasado mes de agosto por efectivos de la Guardia Civil de Santa Pola. Los robos se llevaron a cabo durante todo el verano, la época de más afluencia de turistas al camping, y provocaron la alarma de los usuarios, que llegaron a acceder a las salas del gimnasio con los objetos de valor consigo por miedo a perderlos.

La temporada vacacional dificultó las pesquisas por el elevado número de usuarios en las instalaciones deportivas, tanto de residentes de localidades aledañas como de turistas extranjeros.

Finalmente, los agentes identificaron al autor de los robos, un español de 29 años, usuario esporádico de dicho gimnasio y vecino de Madrid, aunque veraneaba en Guardamar.

El detenido llegó a sacar del recinto algunas de las llaves de las taquillas que quería copiar, para lo que se desplazaba a otras localidades.

DEJABA BILLETES PARA NO LEVANTAR SOSPECHAS

En los hurtos solo sustraía dinero en metálico, no objetos de valor. Tampoco se llevaba todos los billetes que encontraba en las taquillas, sino que dejaba una parte para no levantar sospechas entre los usurarios del gimnasio.

Por el momento se le imputan cinco delitos de robo con fuerza mediante llave falsa, aunque los investigadores tienen conocimiento de que el número de afectados es mayor. Algunos de ellos no quisieron interponer denuncia y otros son turistas extranjeros que no han podido ser localizados.

La Guardia Civil también investiga si el sospechoso pudo cometer más robos en otro gimnasio de su localidad de veraneo, Guardamar, con el mismo modus operandi.

El joven, que llegó a sustraer un mínimo de 900 euros en efectivo, ya ha pasado a disposición judicial y ha quedado en libertad provisional con cargos.