Errejón dice que el 24M es una oportunidad para devolver las instituciones al servicio de la gente

Publicado 16/05/2015 0:10:43CET

(Rogamos sustituyan la anterior noticia por error en el sexto y séptimo párrafo. Disculpen las molestias)

Errejón dice que el 24M es una oportunidad para devolver las instituciones al servicio de la gente

Señala que el problema no es Podemos, sino "depuradora de Borroil, Carlos Fabra y el aeropuerto del abuelo"

CASTELLÓN, 15 (EUROPA PRESS)

El secretario político de Podemos, Íñigo Errejón, ha asegurado este viernes que hace falta "valentía y dar un paso adelante", pues el 24M es una oportunidad "histórica" para "recuperar la soberanía popular y devolver las instituciones al servicio de la gente".

"Frente al avance de la ilusión, algunos tienen como último recurso el miedo y van a intentar sembrar mucho miedo ante la ausencia de ideas y argumentos", ha advertido el dirigente de Podemos, quien ha señalado que "no hay tantas oportunidades en que la gente decente puede mirar a los privilegiados y decirles que esta vez a lo mejor os podemos ganar".

Errejón se ha pronunciado así durante su participación en un mitin que ha ofrecido este viernes junto al candidato de Podemos a la Generalitat Valenciana, Antonio Montiel, en el Auditorio y Palacio de Congresos de Castellón.

Según ha dicho, "solo será una victoria si conseguimos que sea la victoria de tanta gente decente, y solo lo lograremos si nos comprometemos a contarle a nuestra gente que se acabó la resignación y que no vamos a fallar en esta oportunidad histórica para recuperar la democracia que ha sido secuestrada y la oportunidad de devolver el Ayuntamiento de Castellón a la gente de Castellón".

El dirigente de Podemos ha comenzado su intervención señalando que cuando recuperen las instituciones para la gente realizarán este tipo de actos en las plazas "sin que nadie ponga problemas, pues no tenemos ningún problema en llenar el auditorio, símbolo del caciquismo y la corrupción, pero volveremos a llenar el espacio público, que no es de los partidos que gobiernan, sino del conjunto de la ciudadanía".

CAMPAÑA ELECTORAL

Errejón ha criticado que para algunos hacer una campaña electoral significa "entregar dinero a una subcontratata y decirle que le llene las ciudades de banderolas y de vallas porque, total, lo va a pagar la gente con sus impuestos".

"No veréis vallas publicitarias ni banderolas de Podemos, pero vais a ver muchos auditorios llenos y a mucha gente repartiendo panfletos para decir que se ha acabado el tiempo de la resignación y que ha llegado el de la ilusión, y es con esa fuerza con la que podemos mirar a los ojos a las grandes maquinarias y decirles que vosotros tenéis mucho dinero, pero nosotros tenemos mucho sentido común, mucho pueblo, muchas ganas", ha subrayado.

Errejón ha señalado que "hay una cosa mucho más importante que si cambiamos de siglas, lo que está en juego es mucho más importante y no lo va a decidir una sigla ni una cara conocida ni un color, lo va a decidir la gente, que sabe que las urnas no están cerradas y que esta vez el guión no está escrito y lo puede protagonizar la gente". "Esta vez no hay que resignarse, es hora de que la gente decente recupere las instituciones", ha dicho.

"Nos hemos acabado encontrando en una iniciativa política para darle la vuelta a la situación", ha apuntado el secretario político de Podemos, quien ha lamentado que "algunos decían que nos merecíamos lo que teníamos". "Nos merecemos lo que tenemos ahora, que es la posibilidad del cambio político", ha apuntado.

Así mismo, ha recordado que "hace cuatro años hubo gente que empezó a salir a la calle y a decir que había recetas viejas que ya no servían, que había gente con carnet en el bolsillo que se decía de derecha y que se decía de izquierdas que habían entregado las instituciones a los privilegiados, y hubo gente que empezó a salir a la calle para decir que algunas de las ideas que impulsábamos eran de sentido común y evidentes".

CENTRO DE LA ESCENA POLÍTICA

"Pero lo importante -ha apuntado- no era cuántos salimos a la calle, sino que las ideas entraron de lleno en el centro de la escena política también para mucha gente que no estaba en la calle, y decían que teníamos razón, y de repente los poderosos y los que mandaban se empezaron a poner nerviosos y empezaron a ser soberbios, a maltratar, a insultar y a decir que era fácil protestar y mucho más difícil gobernar".

"También decían con desprecio que si teníamos propuestas formáramos un instrumento político y nos presentáramos a las elecciones, y aquí estamos mirando de frente y diciendo que vamos a ganar las elecciones", ha sentenciado Errejón.

Según ha afirmado, "desde entonces, las cosas se han movido muy deprisa y ahora no hay nadie que se presente a elecciones sin hablar de cambio, pues todos los partidos tradicionales tienen que parecer otra cosa, y nosotros decimos que ojalá el cambio político fuese tan sencillo".

En su opinión, "estamos ante un problema mayor, se trata de confluir con gente muy diferente porque tenemos el reto de ver cómo encaramos el final de esta etapa, y la duda fundamental está en si vamos a retroceder cuarenta años para que de nuevo los privilegiados estén por encima de la ley, de las instituciones y de la confianza de la ciudadanía, o si vamos a ser capaces de dar pasos para recuperar las instituciones para la gente".

"La duda es si al llegar al final de la etapa la siguiente etapa la va a protagonizar el pueblo y, por lo tanto, va a ser una etapa de democracia, o la van a protagonizar los del arriba". "Algunos por falta de comprensión o mala voluntad dicen que lo que estamos diciendo es que hay que tirar por tierra todo lo que hicieron generaciones anteriores y que venimos a destruir todo lo que hicieron nuestros mayores, cuando estamos diciendo justamente lo contrario, estamos diciendo que si dejamos a la pequeña minoría que nos gobierne van a despedazar las mejores conquistas de los que vinieron antes de nosotros", ha manifestado.

ACUERDO DE PAÍS

En este sentido, el dirigente de Podemos ha señalado que "el cambio político no son caras nuevas, sino reconstruir un acuerdo de país que está roto y que ponga en el centro de todo proyecto de país a la mayoría social, a las clases medias, a los jubilados o a los trabajadores". "Hay que recuperar este proyecto porque está roto y no lo ha roto nuestra gente", ha dicho Errejón, quien cree que lo principal es que los que gobiernan le han perdido el respeto a la gente, y cuando pasa eso los que gobiernan tienen que dar un paso atrás, y si no quieren darlo, vamos a tener que hacérselo dar en las urnas".

"Se han creído que el problema éramos nosotros, pero vuestro problema no se llama Podemos, se llama depuradora de Borriol, Carlos Fabra con la lotería y el aeropuerto del abuelo, Marina d*Or o los tribunales. Vuestro problema fundamental es que la gente ya no os cree", ha significado.

Por su parte, Antonio Montiel ha asegurado que "la corrupción no es sólo un problema de manzanas podridas y de algunos que se han colado en la lista, sino que se ha convertido en un problema crónico que tiene un coste económico". "El dinero que nos quitan lo quitan de los hospitales, de los servicios sociales, y es dinero de nuestros bolsillo que impide que se invierta en educación o en sanidad. Queremos recuperar nuestro dinero", ha dicho.