Actualizado 21/06/2009 20:58 CET

Infraestructuras destinará 200.000 euros para concienciar a los ciudadanos sobre las ventajas del transporte público

VALENCIA, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Infraestructuras y Transporte ha publicado el programa de ayudas para proyectos de movilidad sostenible de ayuntamientos y otras entidades sin ánimo de lucro, por el que se concederán 200.000 euros en subvenciones para iniciativas que contribuyan a concienciar a los ciudadanos sobre las ventajas del transporte público y los desplazamientos a pie o en bicicleta, en detrimento del vehículo privado, según informó la Generalitat en un comunicado.

Se trata de una línea de ayudas orientada a la promoción de hábitos sostenibles de movilidad por la que se sufraga hasta la totalidad del coste de actuaciones de tipo divulgativo y hasta un 80 por ciento del de infraestructuras dirigidas a este mismo fin. Las actividades de promoción pueden ser, entre otras, las divulgativas y formativas o planes y programas de movilidad sostenible, así como experiencias piloto.

Entre los criterios de valoración figuran el volumen de la población beneficiaria, la coherencia con los objetivos del programa y el carácter innovador de la iniciativa.

La Conselleria de Infraestructuras y Transporte promueve esta línea de apoyo a la movilidad sostenible desde 2005. La convocatoria correspondiente al último año permitió impulsar 34 proyectos presentados por ayuntamientos y asociaciones, fundaciones y otras entidades sin ánimo de lucro de toda la Comunitat Valenciana, con el objetivo de fomentar la adopción de modos de transporte alternativos a la utilización del vehículo privado motorizado, enérgicamente más eficientes, de menos impacto social y ambiental y más saludables.

Reparto de paquetes en bici, subvenciones para adquirir bicicletas eléctricas, planes de movilidad, reorganización de rutas de autobuses, 'bus a pie' para llevar y recoger a los niños del colegio, promoción del coche compartido y construcción y mejora de la red de carriles ciclistas y peatonales son algunas de las iniciativas que obtuvieron en el ejercicio 2008 las subvenciones del programa de movilidad sostenible.

Desde el Consell indicaron que el uso del transporte público, de la bicicleta o el simple hecho de caminar para realizar los trayectos rutinarios "requiere de un impulso a través de infraestructuras, facilidades y acciones de formación y concienciación para su promoción". Asimismo, aseguraron que el incremento de la participación de estos sistemas en el reparto modal del transporte "se traducirá en ahorro energético, reducción de contaminación, congestión e impactos asociados sobre el entorno y la propia salud".