El Jaume I en Medio Ambiente, optimista por la concienciación en cambio climático: "Estamos luchando a contrarreloj"

Sobrino (Jaume I Medio Ambiente), optimista por la concienciación en cambio climático: "Estamos luchando a contrarreloj"
UV/ARCHIVO
Publicado 04/06/2019 17:15:09CET

VALÈNCIA, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Premio Rei Jaume I 2019 a la Protección del Medio Ambiente, José Antonio Sobrino, ve con buenos ojos el aumento de la concienciación sobre el cambio climático y apuesta por involucrar a las nuevas generaciones "de forma más intensa" en los primeros años escolares, así como que los gobiernos actúen "lo más rápido posible".

"Estamos luchando a contrarreloj", advierte el investigador valenciano, doctor en Física, catedrático de la Universitat de València (UV) y presidente de la Asociación Española de Teledetección. El jurado premia su uso de esta metodología basada en los datos de satélites en protección ambiental, mediante "valiosos algoritmos" para estimar la temperatura de la tierra y los océanos, los efectos de 'isla de calor' o los cambios planetarios.

Tras el posicionamiento de los jurados de los Jaume I por la concienciación en cambio climático, Sobrino reconoce el potencial de los científicos para "llegar de forma rápida a la sociedad. Estamos diciendo lo que estamos viendo: aumenta el CO2, disminuyen los glaciares, aumenta el nivel del mar, aumenta la temperatura... están dando un pulso de la delicada situación de equilibrio del planeta".

Ante esta situación, algunas 'recetas' que apunta para un desarrollo sostenible son eliminar en la medida de lo posible el uso de plásticos, las energías renovables como alternativa al uso de combustibles fósiles o reducir el tráfico en las ciudades. Y hace hincapié en la importancia de "sobre todo, actuar sobre la planificación urbana".

"Al fin y al cabo, el planeta que vamos a dejar es para que las nuevas generaciones vivan; tenemos que concienciar a la población y que cada persona en su casa ponga su granito de arena", manifiesta el físico en declaraciones a Europa Press.

Entre los efectos concretos que resalta está el efecto 'isla de calor', el aumento de la temperatura en las ciudades en comparación al entorno. Se trata de un problema que se da en noches tropicales de más de 20 grados de mínima, ante lo que pone como ejemplo que "En València hemos pasado de tener 40 al año en 1970 al doble".

FUTURO "CON MUCHAS POSIBILIDADES"

En general, su grupo en la Universitat de València, formado por ocho personas, lleva desde 1986 utilizando las imágenes de satélite para todo tipo de aplicaciones, como elaborar mapas de temperatura o proyectos concretos de evotranspiración. Uno de los que tienen en marcha estudia la severidad de los incendios forestales, en colaboración con investigadores de Francia y Portugal.

De cara al futuro, para potenciar este trabajo, ve necesario desarrollar nuevos satélites tras el "boom" de la teledetección que ha vivido en primera persona en los últimos 30 años. "Veo un futuro con muchas posibilidades: empezamos a tener muchos datos y ahora se trata de desarrollar aplicaciones e involucrar a la empresa privada para que las utilicen", asegura.

El Jaume I supone para José Antonio Sobrino "una alegría y un reconocimiento a una labor de más de 30 años, fruto de la colaboración". Y remacha: "Nos motiva a seguir y a llegar en lo posible a la sociedad diciéndole que los datos del satélite son el futuro para cualquier estudio del cambio climático".

Contador

Para leer más