Publicado 23/02/2015 17:30CET

Medio Ambiente suspende cautelarmente la actividad del vertedero de Pedralba incendiado hace una semana

Foto de archivo del incendio en el vertedero de Pedralba
@BOMBERSVALENCIA

VALENCIA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Calidad Ambiental de la conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente ha emitido este lunes una resolución por la que se ordena la suspensión cautelar de la actividad del vertedero de residuos no peligrosos ubicado en la partida de La Salada de Pedralba (Valencia).

La decisión se produce después de que el pasado 15 de febrero se declarara un incendio en el vertedero de La Salada, a 15 kilómetros del casco urbano de Pedralba, que ardió durante 12 horas hasta que los bomberos pudieron apagarlo mediante el vertido de arena, según ha recordado la Generalitat en un comunicado.

En este caso, se usa este método de extinción porque los residuos que recibe la instalación son del tipo "industriales no peligrosos", que se componen básicamente de plásticos y que, por tanto, "no deben apagarse con agua en el caso de fuego".

La administración valenciana ha adoptado la resolución ante el "riesgo" de que el fuego haya podido dañar los sistemas de contención de la instalación. De esta forma, se suspende la actividad de vertido hasta que se cumpla una serie de condiciones, que tendrán que llevarse a cabo en un plazo no superior a seis meses, entre otras, que se encuentra que el incendio esté "completamente extinguido y se haya terminado el periodo de vigilancia posterior para evitar rebrotes".

Asimismo, se debe realizar, por parte de una empresa externa especializada y bajo la supervisión de una entidad acreditada en residuos y suelos por la Entidad Nacional de Acreditación, un diagnóstico "completo" de las instalaciones y especialmente en el comportamiento de la masa de residuos incendiada, así como el estado de la impermeabilización del fondo y las paredes del vaso. De igual modo, en el caso de que hubiera habido daños detectados por esa auditoría ambiental, la empresa propietaria del vertedero tendrá que repararlos.

Según la Generalitat, antes de permitir que se reanude la actividad, la empresa propietaria del vertedero "tendrá que presentar también un nuevo plan de explotación de la instalación que se someterá a la aprobación de la Dirección General de Calidad Ambiental de la Conselleria".