Publicado 10/12/2021 11:25CET

La OCU recuerda que los restaurantes que cobran por reserva deben dejar anularla sin cargos

Archivo - Carteles de indicaciones de obligatoriedad de presentar certificados antes de acceder al interior
Archivo - Carteles de indicaciones de obligatoriedad de presentar certificados antes de acceder al interior - César Arxina - Europa Press - Archivo

VALÈNCIA, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) de la Comunitat Valenciana recuerda que el cobro de una reserva en la hostelería debe contemplar la anulación sin cargo por motivos relacionados con el coronavirus.

Ante el creciente cobro de reservas por mesa para las celebraciones navideñas, la plataforma advierte que deben contemplar la posible anulación y su reembolso por causa de fuerza mayor, como sería el coronavirus. Y no solo por contagio, también por contacto directo u otras situaciones de riesgo.

El consejo se debe a que este año se ha puesto de moda la reserva anticipada de mesa, una fórmula que es legal cobrar anticipadamente siempre que su coste se descuente del precio final. También se pueden cobrar suplementos por terraza si se informa de ello, aunque "lo ideal" sería desglosar su coste y no asumirlo como un porcentaje sobre el precio base.

Paralelamente, la OCU señala que sigue siendo legal cobrar un suplemento por medidas COVID para limpiar o desinfectar, pero se debe informar previamente y su coste tiene que ser ajustado y proporcional: repartido entre el hostelero y el cliente.

PRECIO BASE DE CARNES Y PESCADOS

Si se ofrece un aperitivo no solicitado, es aconsejable preguntar si es gratis, aunque es legal cobrarlo siempre que aparezca detallado en la lista de precios, al igual que el pan. Por su parte, los pescados, carnes y mariscos con precio en la carta deben incluir una base o un peso de referencia que permita al consumidor conocer el importe aproximado.

Si se oferta un producto fuera de carta, deberá informarse explícitamente de su precio, pues de lo contrario el consumidor puede negarse a pagarlo y ofrecer a cambio el pago de un plato similar que conste en la carta.

El agua de grifo se puede cobrar, siempre que aparezca detallada en la lista de precios, pero la OCU reclama una ley nacional que obligue a ofrecerla de forma gratuita y complementaria al agua envasada.

Mientras tanto, cobrar por el servicio de mesa o por el cubierto es ilegal porque está implícito en el propio servicio de hostelería. Y en general, los precios señalados se entienden como finales y completos, incluyendo el IVA, ya que si no se incluye esta tasa debe advertirse clara y expresamente.

Los establecimientos están obligados a entregar ticket siempre con detalle de todos los productos, dado que es imprescindible en el caso de que el consumidor decidiera reclamar o sufriera una intoxicación. Por último, antes de pagar conviene cotejar la factura detallada.

En caso de problemas, la OCU pone a disposición de los consumidores una plataforma online en su web que permite reclamar a las empresas de forma sencilla y, en muchos casos, solucionar sus problemas. Los consumidores también puede solicitar la hoja de reclamaciones y detallar el motivo de la queja, mientras si se niegan a dársela pueden avisar a la policía municipal.

Para leer más