Organizaciones agrarias alertan a Bruselas del aumento de las interceptaciones de cítricos con plagas de terceros países

LA UNIÓ DENUNCIA QUE LAS INTERCEPTACIONES DE CÍTRICOS DE TERCEROS PAÍSES CON PLAGAS CRECIERON EL PASADO AÑO UN 14%
LA UNIÓ - Archivo
Publicado 09/05/2019 17:34:20CET

VALÈNCIA, 9 May. (EUROPA PRESS) -

Organizaciones agrarias han alertado este jueves el aumento de las intercepciones de cítricos con plagas procedentes de terceros países --últimamente en Túnez-- y han criticado a Bruselas por "quitarles herramientas de defensa para entregárselas a los grandes exportadores" al tiempo que han instado a la Unión Europea a "replantearse su estrategia" y escucharles ante una "bomba de relojería que nos estallará en la cara.

Así, La Unió de Llauradors ha denunciado que las interceptaciones en la UE de importaciones de cítricos con presencia de plagas procedentes de terceros países aumentaron un 14 por ciento en 2018 respecto al año anterior, cifra que refuerza la "necesidad de implantar un mayor control y vigilancia fitosanitaria de las mismas antes de entrar a los mercados comunitarios". En 2108 se produjeron un total de 100 interceptaciones por 88 el año anterior. Brasil con 27, Argentina con 22, Sudáfrica con 13 y China con 12 lideran esta clasificación, ha apuntado en un comunicado.

Por otra parte, hasta el mes de abril de este año se han detectado ya un total de 37 envíos retenidos por presencia de plagas, 19 de ellos procedentes de China y se ha descubierto siete envíos (dos en marzo y cinco en abril) más cercanos, con origen desde Túnez, rechazados por contener el hongo Phyllosctita citricarpa que provoca la temida enfermedad de la 'mancha negra' de los cítricos, "lo que supone un claro peligro para nuestra citricultura al aparecer en la cuenca del Mediterráneo". El daño principal que produce son las manchas en frutos que deprecian y los hacen inviable comercialmente.

Este hongo no está presente por el momento ni en las zonas productoras españolas ni en las del resto de la Unión Europea. Asimismo, alerta de las detecciones procedentes de Israel con Thaumatobia leucotreta (seis ya en este 2019) y la falsa polilla de la manzana. La organización solicita que se incluyan los cítricos en la 'Lista de vegetales de Alto Riesgo', contemplada en el artículo 42 del Reglamento europeo 2016/2031, sobre medidas de protección contra plagas de los vegetales ya que pese al "evidente riesgo existente", los cítricos no están incluidos.

También reclama que se exija desde las instancias comunitarias a terceros países un tratamiento en frío riguroso; como el que ya se le exige a España, en el caso de la Ceratitis Capitata, para exportar a EEUU, China, Corea del Sur, Japón, Australia, Taiwan o India, entre; o a Sudáfrica para sus exportaciones a EEUU o países asiáticos.

El secretario general de La Unió, Carles Peris, ha lamentado que la UE "desmonta progresivamente la protección arancelaria y también paralelamente la protección fitosanitaria, sin darse cuenta del grave riesgo y el peligro que conlleva para nuestra citricultura". "Nos pide a los agricultores europeos ser competitivos y nos quita nuestras herramientas de defensa para entregárselas a los grandes exportadores", ha dicho.

"ESPECIALMENTE ALARMANTE"

Por su parte, desde AVA-Asaja se ha alertado de que las inspecciones en frontera que llevan a cabo las autoridades comunitarias han permitido detectar, por primera vez, la presencia de la mancha negra en siete cargamentos de cítricos importados desde Túnez, algo que califica de "especialmente alarmante" puesto que "se encuentra ya a las puertas de España y del resto de países comunitarios con el evidente riesgo de contagio".

El presidente de la organización Cristóbal Aguado, ha lamentado que esto "demuestra no sólo la falsedad de las buenas palabras con las que el sector citrícola sudafricano ha pretendido tranquilizar a Europa sobre la inocuidad de sus exportaciones, sino también su clara voluntad de engañar y mentir al respecto puesto que no podemos olvidar que la Autoridad Europea para la Seguridad de los Alimentos (EFSA) ya había advertido en distintos informes que la Guirnardia citricarpa sí podía establecerse y desarrollarse en climas mediterráneos".

"Desgraciadamente, el tiempo ha dado la razón a la EFSA y la mancha negra ha saltado a un país mediterráneo", ha dicho, y ha denunciado "la connivencia interesada con las tesis sudafricanas sobre este punto que han mantenido ciertos países europeos, y básicamente sus grandes aliados: Holanda e Inglaterra, una actitud que ha propiciado que no se adoptasen por parte de Bruselas las medidas de control adecuadas, que hemos reclamado insistentemente".

"Lo que está claro es que Bruselas tiene que replantearse su estrategia en un capítulo tan sensible y casos como la detección por primera vez de mancha negra en Túnez así lo demuestra. La Comisión debe escuchar a las organizaciones agrarias, a la EFSA, a los expertos, porque esto es una bomba de relojería que nos estallará en la cara con consecuencias irreparables si no se rectifica a tiempo", ha avisado.

Contador

Para leer más