Actualizado 23/08/2018 14:11 CET

PSPV dice que la lucha contra violencia machista "no tiene nombres" y Compromís les afea su cambio unilateral de postura

Ana Botella y Gabriela Bravo en València en el anuncio de la comisaría
GVA

Podemos critica el uso partidista de este tema y el PP cree que Oltra exhibe "cierta bravuconería" ante su "poca exhibición de gestión"

VALÈNCIA, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Relaciones Institucionales del PSPV, Carlos Fernández Bielsa, ha subrayado este jueves que la lucha contra la violencia de género "no tiene nombres ni apellidos", tras la polémica a cuenta de la futura comisaría especializada en la materia en la Ciudad de la Justicia de València, mientras que el diputado de Compromís Juan Ponce ha señalado que "más que una invasión de competencias --de Justicia a Igualdad--, que puede serlo", se ha producido un "cambio de postura unilateral" respecto a la línea en que se llevaba trabajando desde hace dos años.

La vicepresidenta, Mónica Oltra, se ha enfrentado públicamente, a través de Twitter, a la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, quien este miércoles anunció que la Ciudad de la Justicia será la primera sede judicial de España que contará con una comisaría de Policía especializada en violencia de género gracias a un proyecto piloto impulsado por su departamento junto a la Secretaría de Estado de Seguridad.

Para Oltra, es "incomprensible" y se le escapan las razones por las cuales "la consellera de Justicia no conoce sus competencias ni las ajenas y se salta a la torera el Pacto Valenciano contra la Violencia de Género y Machista", según ha escrito en su cuenta de Twitter @monicaoltra. "No tengo palabras, o me sobran y me las callo", añade la consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas en el mensaje, sobre el que se han pronunciado todos los grupos políticos del parlamento valenciano.

El PSPV considera que esta lucha "no tiene nombres ni apellidos", sino que es una cuestión "que afecta a todas las administraciones públicas", que tienen que trabajar conjuntamente para erradicar la violencia de género, ha subrayado Bielsa.

No obstante, Ponce (Compromís) ha lamentado que "se ha perdido una oportunidad" para ubicar una oficina de denuncias especializada en violencia de género junto al Centro de Mujer 24 horas de Valencia, un proyecto en el que el Consell llevaba trabajando dos años.

Preguntado si hay tensión en el Botànic, ha indicado que este "desde luego ha sido un cambio de postura unilateral" que "no se esperaba que fuera de esta manera, sino que se siguiera trabajando en la línea en la que se venía trabajando estos dos años, algo que tampoco se entiende por parte del PSPV".

"El Gobierno del Botànic está formado por dos formaciones que son distintas, tienen sus formas de ver y afrontar la situación y no siempre va a haber un acuerdo, lo que es esperable es que los acuerdos entre las fuerzas del Botànic se cumplan", ha agregado.

Respecto a si existe una falta de comunicación, ha indicado que el hecho es que no tenían la información y esto es algo que afecta al Consell y "debería tenerse esa información".

Por su parte, el portavoz de Podemos, Antonio Estañ, ha señalado que a su formación lo que le preocupa es que el Pacto contra la Violencia Machista se cumpla y que "no entre en un juego electoralista" porque "es una cuestión demasiado seria como para que se desvíe" hacia otras cuestiones.

A su juicio, la lucha contra la violencia machista "debería ser protagonista por los derechos que aumenta" a las víctimas y "no por las peleas entre consellerias". "Sobra querer apropiarse de determinadas medidas que son fundamentales para el Botànic", ha indicado.

Estañ ha admitido que se está entrando en un ambiente "más tacticista" de cara a las elecciones del próximo año "donde ya se van trasladando globos sonda sobre adelantos electorales, donde se van viendo estas confrontaciones" pero lo importante para Podemos es seguir trabajando, y "mientras no haya un conflicto político provocado y se siga trabajando, lo suyo es aprovechar todo el tiempo que tengamos para cumplir con lo acordado".

EL PP, "ACOSTUMBRADO A ESAS SALIDAS DE TONO"

Por su parte, el diputado del PP Rubén Ibáñez ha indicado sobre esta polémica que Oltra les tiene "muy acostumbrados a esas salidas de tono porque, de alguna manera, quiere cubrir un espacio que es incapaz de cubrir a través de la gestión", que es "más que deficiente".

"Frente a la poca exhibición de gestión tiene que exhibir una cierta bravuconería política para decir 'yo soy la lideresa', desgraciadamente es la lideresa del déficit y la deuda de la Comunitat junto con Ximo Puig y es de lo único que puede sacar pecho y es bastante triste", ha agregado.

Desde Ciudadanos, la diputada María José García ha defendido que "lo importante es que la medida es importante, no quién se haga la foto".