Actualizado 14/03/2014 19:52 CET

PSPV, EUPV y Compromís presentan más de 70 enmiendas a la nueva ordenanza de ocupación del dominio público

Creen que el texto carece de participación y es "privatizador" y se "apropia" del espacio de la ciudadanía

VALENCIA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los grupos municipales de PSPV, EUPV y Compromís en el Ayuntamiento de Valencia han presentado más de 70 enmiendas a la nueva ordenanza de ocupación del dominio público ya que consideran que el texto carecer de la participación de la oposición y es "privatizador" y se "apropia" del espacio que corresponde a la ciudadanía.

El portavoz del PSPV en el consistorio, Joan Calabuig, ha anunciado que su formación va a presentar 21 enmiendas al proyecto al enteder que es un texto "privatizador del espacio público, insolidarios con las personas con discapacidad y restrictiva en cuanto al ejercicio de derechos fundamentales".

Según ha explicado en un comunicado, "no respeta libre circulación, limita el derecho de reunión en espacios emblemáticos, reduciendo el espacio disponible para el peatón". Los socialistas "dudan" de que la redacción de esta ordenanza haya sido "consensuada con los sectores implicados en el desarrollo de la misma".

La formación ha avanzado que iniciará un periodo de consultas con organismos y entidades como la ONCE, la Federación de Vecinos, AMPAS o comerciantes para presentar sus alegaciones y acordar con ellos otras en el periodo de exposición pública.

Los socialistas apuestan por "ampliar el espacio mínimo para el paso de peatones, en la ocupación del espacio público por comercios, contenedores, terrazas, incluyendo las terrazas en jardines y en la ocupación de las aceras en Navidad". Igualmente, reclaman "no imponer limitaciones a la ocupación del dominio público, como pretende el Ayuntamiento en la Plaza de la Virgen o Plaza del Ayuntamiento" y "no limitar la actividad de los partidos políticos".

Por su parte, Compromís ha anunciado la presentación de más de cincuenta enmiendas ya que que los partidos de la oposición "sólo han dispuesto de veinte días para presentarlas", a un texto con el que sostiene que el gobierno municipal trata de "regular todos los aspectos de la vida de la ciudad".

Compromís ha exigido la retirada de la disposición adicional sobre los actos en la plaza del Ayuntamiento y la de la Virgen, puesto que consideran que reservar el espacio central "en exclusiva" para actos organizados por el consistorio "supone una apropiación del espacio que es de toda la ciudadanía".

ACTUACIONES ARTÍSTICAS EN LA CALLE

La edil Pilar Soriano ha pedido que las fiestas singulares de los barrios y pedanías de la ciudad tengan la "misma consideración" que las fiestas patronales o locales mientras que la concejal Consol Castillo ha subrayado que las expresiones culturales y artísticas en la vía pública en una ciudad "moderna y abierta no pueden ser limitadas e incluso prohibidas por una ordenanza".

Por parte de EU, la formación ha pedido la convocatoria de una mesa técnica con participación de las partes implicadas para consensuar la ordenanza. La edil Rosa Albert ha señalado que el texto "ha sido elaborado sin conocimiento ni participación de la oposición" y sin tener información "que justifique si efectivamente muchos de los usos del dominio público que se realizan sin ánimo de lucro y que van a ser regulados ahora generan situaciones que realmente impidan la accesibilidad en las calles o supongan un perjuicio para los derechos de terceros".

Para la edil, "con la puesta en marcha de esta ordenanza será prácticamente imposible desarrollar actividades que hasta ahora se venían realizando y no requerían de comunicación ni autorización administrativa alguna y, por tanto, creemos que sería fundamental que quedara plenamente justificado qué problemas han sido detectados por los distintos servicios competentes para que se hayan incluido en el texto".

Así, opina que con el texto se pretende "tener una herramienta que disuada de la utilización por parte de la ciudadanía del dominio público bajo la amenaza de sanción así como una nueva vía de incrementar los ingresos municipales".

EUPV pide que se mantenga la prohibición de instalar mesas y sillas en aceras de anchura inferior a tres metros, así como que se aplique la normativa en materia de accesibilidad "en lo relativo a la banda libre peatonal", ha explicado Albert.

La concejala de la formación de izquierdas ha solicitado que se suprima del capítulo quinto de la ordenanza el punto relativo a las actuaciones musicales y otras actividades artísticas así como que se retire la disposición adicional tercera "que deja al criterio arbitrario del gobierno municipal de turno la utilización de la plaza del Ayuntamiento y de la plaza de la Virgen".