Reclusas de Picassent se convierten en redactoras de su propia revista

TRES REDACTORAS DEL PROYECTO IMPRESAS 2018
REMITIDA
Publicado 08/01/2019 11:15:53CET

VALÈNCIA, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un total de 15 mujeres reclusas del Centro Penitenciario de Picassent (Valencia) han creado la primera revista editada íntegramente por internas de esta prisión, tras formarse en talleres de la mano de periodistas. Las participantes tienen el mando de la totalidad de la publicación, desde la redacción hasta la maquetación, y pretenden generar un entorno creativo dentro de esta cárcel.

Se trata del proyecto 'Impresas', puesto en marcha por un equipo de profesionales del periodismo y del ámbito social para crear la primera revista editada exclusivamente por mujeres en el Centro Penitenciario de Picassent, el más grande de España, según han indicado responsables de la iniciativa en un comunicado.

Bajo este paraguas, se imparten una serie de talleres teóricos y prácticos en los que participan 15 mujeres, que serán las encargadas de la publicación íntegramente: desde definir el nombre hasta elegir las temáticas, pasando por la redacción de los contenidos y el diseño de la maqueta.

Los talleres comenzaron en octubre y se extenderán hasta finales enero con la intención de que la revista pueda publicarse el 8 de marzo, el Día de la Mujer. El objetivo es generar un "entorno creativo dentro de prisión que reafirme las habilidades y favorezca el empoderamiento de las participantes".

El resultado de esta actividad será el número 0 de una revista impresa, de manera que tengan una "prueba tangible de su talento y se salve la brecha digital con sus familias". La distribución de la misma en esta primera edición del proyecto 'Impresas' será dentro del ámbito penitenciario.

IMPLICACIÓN DE PROFESIONALES

Las imágenes incluidas en esta revista correrán a cargo de fotógrafos e ilustradores profesionales, que serán "sus ojos en el exterior", ya que colaborarán para transmitir gráficamente las ideas que las mujeres decidan presentar sobre sí mismas.

Esta iniciativa nace de la inquietud del colectivo Impresas, formado por un equipo de mujeres sensibilizadas con la exclusión, cuyo objetivo es generar un impacto social real a través de la cultura. Profesionales de la rama periodístico-literaria y de la rama social han diseñado "minuciosamente" el proyecto durante un año y han mantenido reuniones con un panel de mujeres exreclusas para contrastar la idoneidad de las actividades y los enfoques.

La rama periodística del grupo está compuesta por la periodista Pilar Almenar, directora del proyecto; la periodista especializada en igualdad y perspectiva de género Laura Bellver y la fotoperiodista y licenciada en filosofía Estrella Jover, coordinadora de contenidos.

La rama social cuenta con la especialista en gestión de proyectos sociales Patricia Blanco, que aporta la visión estratégica en este campo; la psicóloga con experiencia en trabajo en prisiones Rus Martínez y la terapeuta ocupacional Cristina López, con formación en gestión emocional y de grupos.

UNA MINORÍA EN LAS PRISIONES

La prisión de Picassent es la más grande de España y en ella viven cerca de 2.400 personas, de las que alrededor del 12% son mujeres. La población femenina es minoría en las prisiones españolas, representa solo cerca del 8% del total de la población reclusa, y "tiene menos posibilidades de elección de tratamientos y actividades para la reinserción".

El proyecto de 'Impresas' aspira a "compensar esta desigualdad en la medida de lo posible" mediante actividades que mejoran la capacidad de expresión de las participantes, que pueden aprovechar estos conocimientos tanto dentro de prisión, donde realizan todos los trámites oficiales por vía escrita, como fuera, de manera que su habilidad para comunicarse facilite su integración y, por tanto, sirva de puente para el camino a la vida en el exterior.

Impresas tiene vocación de continuidad: tras esta primera edición, el colectivo espera poder realizar los talleres de forma anual. Actualmente, la iniciativa se desarrolla con el respaldo de la asociación Adonar, especialista en acompañar proyectos de acción social a través de la cultura y con la colaboración y financiación de Àmbit, asociación con 25 años de experiencia en el trabajo en prisión y con personas reclusas y exreclusas con enfermedad mental.

El Centro Penitenciario de Picassent, adscrito a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, acoge el proyecto que en esta primera edición cuenta con la colaboración de la Obra Social la Caixa y el apoyo del Instituto de Derechos Humanos y Vicerrectorat de Cultura i Esport de la Universitat de València. El proyecto está abierto a colaboraciones y patrocinio de instituciones, asociaciones de creadores y profesionales gráficos que deseen participar.

Contador