Actualizado 20/01/2022 21:08

UGT, dispuesto a aceptar una "contención salarial" en Ford Almussafes hasta la llegada de los vehículos eléctricos

Archivo - Ford Almussafes
Archivo - Ford Almussafes - FORD - Archivo

VALÈNCIA, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

La representación de UGT en Ford Almussafes --sindicato mayoritario-- ha abierto la puerta este jueves a aceptar una "contención salarial" durante los próximos años que desbloquee el acuerdo para la electrificación de la factoría valenciana, si se recuperan después los valores en torno al IPC.

Así lo ha manifestado en una comunicación que ha remitido a la plantilla este jueves, en el marco de las negociaciones con la dirección de Almussafes para presentar a la empresa, antes del 27 de enero, un acuerdo de electrificación que permita que la planta valenciana produzca los modelos eléctricos de Ford y garantice el futuro de la fábrica.

La dirección y los sindicatos mantuvieron este miércoles una nueva reunión en el que la empresa planteó reducir en una semana las vacaciones de la plantilla y volvió a insistir en aplicar ajustes salariales en los próximos años, para atraer la producción de los modelos eléctricos que se empezaría a implantar en 2025 si la fábrica valenciana fuera elegida por la multinacional, una posición que disputa a la factoría alemana de Saarlouis. Se emplazaron a una nueva reunión esta semana, aún no convocada, y UGT se mostró "lejos" de asumir los planteamientos de la empresa.

Ahora, UGT ha reiterado a la plantilla que no aceptará rebajas salariales, pero en el comunicado enviado a los trabajadores este jueves añade: "Cuestión distinta sería entrar en unos primeros años de contención salarial, recuperando después valores en torno al IPC, también en función de ser los elegidos para la electrificación, lo que garantizaría los puestos de trabajo a partir de 2025".

UGT plantea que "habrá que resolver la situación de la fábrica durante los próximos tres años, una solución que podrá ser muy diferente en el caso de obtener los vehículos de futuro o no, porque habrá que dimensionar el nivel de plantilla a una nueva realidad".

El sindicato mayoritario advierte que estos días los trabajadores se enfrentan al "final de un proceso de negociación extraordinariamente complejo" porque "ha llegado el momento" que desde 2018 intuían que llegaría, "cuando Ford anunció que transformaría su modelo de negocio en Europa de forma radical". Augura así "años muy convulsos", que pueden afrontar teniendo o no una carga de trabajo garantizada.

UGT recuerda que los dos modelos eléctricos pendientes de asignar no se empezarían a fabricar hasta 2025. "En el mejor de los casos, cualquier medida que podamos pactar con respecto a fabricar esos modelos no se podrá implementar hasta llegado ese año", si se asigna esa producción a la planta de Almussafes.

En un contexto de crisis del sector automovilístico, UGT explica a los trabajadores que "son momentos decisivos en los que hay que acertar" con las decisiones que se tomen y "será de vital importancia" que el acuerdo para la electrificación "cuente con el respaldo de la plantilla", ha zanjado, a la espera de la próxima reunión y a una semana de finalizar el plazo para cerrar el acuerdo.

Por su parte, STM-Intersindical considera que "las peticiones de recortes --bajada salarial, aumento de jornada y reducción de vacaciones-- que una vez más la dirección de Ford propone en la Mesa negociadora son un auténtico insulto", porque tras "más de una década de rebajas de salarios y derechos laborales" cree que "ya es hora que se reconozca el ingente esfuerzo de la plantilla y su papel en el éxito de la factoría".

   Por ello, este sindicato ha pedido ayuda a los partidos políticos para que "tomen iniciativas que protejan los derechos de los trabajadores". Según ha explicado en un comunicado, STM-Intersindical ha impulsado reuniones de tres de los cuatro sindicatos -- el propio STM, CCOO y CGT-- con el conseller de Economía, Rafael Climent, así como representantes de Compromís, EUPV y ERPV. También tiene agendada una reunión con el PSPV.

   Los sindicatos han pedido en el gobierno valenciano y las diversas fuerzas políticas que "exijan a Ford que cumpla con su responsabilidad hacia la sociedad valenciana" y hacia la plantilla.

   También reclama al Consell la mejora de las infraestructuras necesarias para facilitar las exportaciones y para asegurar que la planta de baterías se quede en la Comunitat.

Más información

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista