Actualizado 06/05/2020 16:30 CET

València suspende hasta 2021 la tasa de mesas y sillas para ayudar a la recuperación de la hostelería ante la Covid-19

Imagen de una terraza en València.
Imagen de una terraza en València. - AYUNTAMIENTO VALENCIA - Archivo

  

El Ayuntamiento estudiará ampliar y bajar las terrazas a la calzada en todos los casos que sea posible para ganar espacio peatonal

   VALÈNCIA, 6 (EUROPA PRESS)

   El Ayuntamiento de València ha decidido suspender hasta 2021 el cobro de la tasa de mesas y sillas que pagan los establecimientos de hostelería de la ciudad por ocupar espacio público con sus terrazas. Así lo ha anunciado este miércoles el alcalde, Joan Ribó, que ha enmarcado esta medida en las adoptadas por el consistorio para reactivar la economía de la capital valenciana a partir de la crisis sanitaria de la Covid-19 y ayudar a la recuperación de bares, cafeterías y restaurantes.

   Ribó, que se ha pronunciado de este modo en la rueda de prensa posterior a la comisión municipal de seguimiento del coronavirus en València, ha avanzado también que el consistorio estudiará ampliar el espacio que ocupan estas terrazas y bajarlas de las aceras a la calzada en todos los casos que sea posible con el fin de ganar espacio para los peatones y garantizar "seguridad" en sus movimientos por la ciudad y las distancias requeridas por la actual crisis sanitaria.

   En cuanto a la tasa de mesas y sillas, el primer edil ha recordado que quedó suspendida desde el inicio del estado de alarma decretado por el Gobierno central ante esta pandemia y ha destacado que ahora esa exención se mantendrá durante lo que queda de año.

   Joan Ribó ha explicado que la "importante" decisión de "suspender para 2020 definitivamente la tasa de mesas y sillas" en la ciudad "se ha adoptado esta mañana". Ha comentado que el consistorio tenía previsto este ejercicio ingresar 3,6 millones de euros por este concepto y ha destacado que dejará de percibir 3 millones, dado que ya había recibido "una sexta parte" de este total, aproximadamente 600.000 euros correspondientes al primer trimestre de 2020.

   El alcalde ha apuntado que esta es una "ayuda indirecta" del Ayuntamiento, por el dinero que deja de recibir y que los hosteleros dejan de pagar, para "todos los bares y restaurantes" con el objetivo de "incentivar su trabajo", contribuir al mantenimiento y creación de "puestos de trabajo" y "ayudar a salir de esta situación" generada por la Covid-19.

   Igualmente, ha considerado necesario "comparar" esta iniciativa "con las de otras grandes ciudades como Madrid, de la que hacen ostentación otros grupos políticos" en el consistorio, ha dicho en alusión al PP. Ribó, que ya apuntó esta idea en el pleno ordinario de abril celebrado la pasada semana, ha afirmado que "Madrid ha suspendido la tasas tres meses", mientras que en València se ha decidido hacerlo para "diez meses, desde que comenzó el estado de alarma hasta el final de 2020".   

   "Nos interesa resaltar la diferencia. Una cosa es predicar y otra, dar ejemplo", ha agregado el alcalde, que ha apuntado también que el consistorio valencianos está "trabajando mucho en la agilización de nuevas licencias" de terrazas atendiendo a la normativa vigente. A este respecto, ha expuesto que entre el 14 de marzo, día en el que se decretó el estado de alarma por la Covid-19, hasta el 24 abril hay "31 nuevas resoluciones aprobadas, de las que 23 son de nuevas terrazas", a las que s se suman "83 encargos para pintar terrazas".

   "Estamos muy contentos de poder ayudar así al mundo de la restauración, una actividad que da mucha vida a los barrios" de la ciudad, ha subrayado Ribó. Durante su comparecencia, ha explicado que la concejala de Espacio Público, Lucía Beamud, mantendrá este jueves una reunión "con representantes de los vecinos y de los hosteleros para planificar temas de terrazas", entre ellos, la posibilidad de que estas se bajen de las aceras a la calzada "siempre que sea posible".

   Esta medida se ha anunciado ya para zonas como la Plaza del Ayuntamiento y se ha hecho frente al Mercado Central. "Estamos de acuerdo en hacerlo en otros barrios de la ciudad y bajar terrazas a zonas de aparcamiento o utilizar el lado de las zonas de los establecimientos de manera que se libere espacio para los peatones y a la vez los hosteleros puedan disfrutar del mismo espacio o más", ha expuesto el primer edil.

   Joan Ribó ha insistido así en la doble intención de "dejar suficiente espacio en la acera para el tránsito de peatones con total seguridad y de posibilitar que los negocios que tenían una terraza puedan seguir adelante".

"DIÁLOGO Y CONSENSO"

   La concejala de Espacio Público, por su lado, ha manifestado que esta ideas se abordará "desde el diálogo y el consenso" y ha resaltado que se tendrá que "estudiar caso por caso", según ha informado el consistorio en un comunicado. Beamud ha afirmado que se deben "conciliar los estudios técnicos con las posibilidades que marcan las ordenanzas municipales" y ha valorado el trabajo realizado por su departamento desde hace unas semanas en este sentido.

   Por su parte, la vicealcaldesa y concejal de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, que ha participado junto a Ribó en la rueda de prensa posterior a la comisión de seguimiento de la Covid-19 ha resaltado la voluntad del Ayuntamiento de permitir que se amplíen las terrazas de bares y cafeterías en los espacios en los que sea posible ocupando viales y sin restar terreno a los peatones.

   Gómez ha comentado que actualmente, "muchos bares y restaurantes tienen falta de liquidez" como consecuencia del estado de alarma y ha valorado iniciativas municipales como la suspensión del tasa de mesas y sillas para "anular una carga tributaria" a estos establecimientos. Igualmente, ha resaltado la posibilidad de ampliar terrazas "no a costa de viario público sino de espacio que hoy ocupa el vehículo privado".

"EN GENERAL, NO"

   "Las cosas se hacen con hecho, no solo hablando. Este ayuntamiento está demostrando que está a la vanguardia de muchas decisiones" adoptadas para paliar los efectos del coronavirus, ha aseverado la vicealcaldesa.

   Al respecto, Joan Ribó ha apostado por "mantener el equilibrio" con el "espacio público, que es de todos" y ha instado a "compatibilizar terrazas y espacio público", tras lo que ha detallado que la posibilidad de ampliación de terrazas planteadas será "a través de las zonas que ganemos a los aparcamientos o a algún tipo de carril". "En general, no", ha dicho.

Para leer más