Baloncesto/Euroliga.- Crónica del Panathinaikos - CSKA de Moscú (93-91)

Actualizado 07/05/2007 1:19:08 CET

El Panathinaikos logra su cuarta Euroliga ante el vigente campeón

ATENAS, 6 May. (EUROPA PRESS) -

El Panathinaikos consiguió esta noche su cuarta Euroliga de baloncesto tras imponerse como local en la gran final al vigente campeón, el CSKA de Moscú, por 93 a 91 en un encuentro grande en juego y en emoción.

El conjunto heleno fue el justo vencedor de una final en la que supo arrancar de la mejor manera posible, ofreciendo un juego espectacular que ofreció buenos créditos en el marcador. Y es que al descanso el conjunto de Zeljko Obradovic contaba con 46 a 36 a favor. Un tanteo por cierto, muy alejado de los paupérrimos resultados registrados en las semifinales del pasado viernes.

La clave del éxito ateniense estuvo en su juego mucho más rápido que el del CSKA. La férrea defensa realizada por el Panathinaikos le permitía salir al contrataque y jugar transiciones rápidas. Si a la efectividad en el juego veloz se le suma el espectacular acierto en el perímetro de los locales, al CSKA sólo le quedaba asistir como espectador al recital de talento ofrecido por Batiste, Diamantidis, Tomasevic, Vujanic, Siskauskas y compañía.

Y eso fue precisamente lo que hizo. El CSKA se mostró hoy como un conjunto profundamente irregular, lento y totalmente falto de iniciativa sobre la cancha. Los de Messina tenían una facilidad pasmosa para acercarse y alejarse sistemáticamente en el marcador y su falta de solidez acabó costándoles caro.

No obstante, la actitud del conjunto moscovita cambió radicalmente tras el paso por los vestuarios. Los de Ettore Messina estuvieron liderados por un espectacular Theodoros Papaloukas (23 puntos y 8 asistencias), que mostró con un juego brillante el porqué fue designado MVP de la competición, ganando la batalla individual a su antagonista, Dimitris Diamantidis (15 tantos y 3 asistencias), en el día de hoy.

Pese a todo, la tradición de otorgar el trofeo de mejor jugador de la final a un integrante del equipo campeón acabó por darle el MVP del partido a Diamantidis en el día de su vigesimoséptimo cumpleaños.

Amén de la exhibición de Papaloukas, la segunda mitad sufrió un claro 'bajón' de juego en aras del básquet-control. Con un partido mucho menos atractivo en juego que en la primera parte, aunque ambos equipos, eso sí, mantuvieron la emoción hasta el final. Y es que el CSKA, pese a ir a remolque casi todo el partido a punto estuvo de 'dar la campanada' en el último minuto de encuentro, cuando los atenienses ya celebraraban la victoria. Pero dos acciones de Batiste y Tomasevic amarraron la Euroliga en casa.

FICHA TÉCNICA.

--RESULTADO: PANATHINAIKOS, 93 - CSKA DE MOSCÚ, 91.

--EQUIPOS.

PANATHINAIKOS: Becirovic (6), Batiste (12), Siskauskas (20), Diamantidis (15), Tsartsaris (-) --cinco inicial--; Hatzivrettas (10), Dikoudis (2), Tomasevic (16) y Vujanic (12).

CSKA DE MOSCÚ: Holden (11), Langdon (16), Torres (9), Smodis (18), Savrasenko (4) --cinco inicial--; Papaloukas (23), Pashutin (-), Ponkrashov (-), Andersen (4) y Van den Spiegel (6).

--PARCIALES. 18-17, 28-19; 19-21 y 28-34.

--ÁRBITROS. Mitjana (ESP), Lamonica (ITA) y Belosevic (SCM). Expulsaron a Becirovic por el Panathinaikos y a Langdon y Óscar Torres por el CSKA por cinco faltas personales.

--PABELLÓN: OAKA de Atenas. 18.383 espectadores aproximadamente.